Viaje a Uzbekistán

Durante algunos meses estuve investigando la mejor opción para visitar Uzbekistán, la primera idea era hacer el viaje por nuestra cuenta, así que estuve mirando varios vuelos, para mi sorpresa desapareció el vuelo directo desde Barcelona, que lástima. Una buena opción actualmente es volar con Turkish airlines, haciendo escala en Estambul, pero como ya sabéis mejor ir mirando los buscadores de vuelos a menudo.

Suscríbete a mi Canal de YouTubeMuchas gracias!

Para los hoteles, tenemos disponibles como siempre los buscadores, estilo booking, expedia, etc., para comparar el hotel que más se ajusta a nuestro bolsillo.

Un poco de información de Uzbekistán : 

Moneda: el SOM que a día de hoy equivale a 0,000097 euros.
Cuando ir : Lo más aconsejable es evitar los meses de verano, sobretodo Julio, que son terriblemente calurosos y los meses de invierno que son bastante fríos, en primavera y otoño es la mejor época para visitar Uzbekistán con temperaturas más agradables, teniendo en cuenta que en marzo hay bastantes lluvias. Para que os hagáis una idea, en la ciudad de Jiva en Julio llegan a 50 grados y en invierno a veces ha llegado a menos 25 grados.
Documentación y visados : Desde febrero 2019, para los viajes de menos de 30 días no es necesario visado para los ciudadanos españoles.
Tarjetas: De uso reducido en las zonas más turísticas, es mejor disponer de metálico para los pequeños comercios e incluso para muchos de los restaurantes, nosotros tuvimos algún que otro problema para que nos aceptaran la tarjeta en ciertos restaurantes.
Teléfono: funcionan perfectamente en todo el país siempre que estén activados para Uzbekistan, pero los precios de roaming son muy caros, lo mejor es comprar una tarjeta, en algunos blogs aconsejan la compañía Beeline, nosotros tiramos de wifi en los hoteles.
Internet: hay Wifi en los principales hoteles aunque en algunos, como fue el caso de Jiva con una conexión bastante lenta.
Seguridad: país totalmente seguro, tomando la precauciones básicas en las zonas muy concurridas, pero nuestras sensaciones fueron de total seguridad y eso que nos metimos por varios barrios un poco extraños.
Vacunas: No hay ninguna obligatoria, de recomendadas :Tétanos-difteria/Tétanos-difteria-tos ferina, Triple Vírica, Hepatitis A, pero siempre mejor consultar en los centros sanitarios, para actualizar la información. En cuanto al Covid-19, de momento piden vacunación completa.
Electricidad: voltaje de 220 Voltios, actualmente con los mismos enchufes que en España de tipo C y F.
Diferencia horaria: en verano 3 horas más que en España.

Por desgracia nos pilló el confinamiento a causa del Covid-19, así que tuvimos que aplazar el viaje.

Cómo moverse por Uzbekistán

Para moverse por el interior del país, la idea era un  primer vuelo de Taskent a Jiva con Uzbekistan Airways y el resto de la ruta realizarlo utilizando la red de ferrocarriles que cada vez está más avanzada, con trenes de alta velocidad que comunican sus principales ciudades, casi todos de la marca Talgo.

Talgo a Samarcanda

Para que tengáis una orientación de los precios, por ejemplo el trayecto de Bujará a Samarcanda, unos 270 kilómetros que se suelen hacer en poco mas de cuatro horas si vamos en autobús tiene un coste de 7€, si se utiliza un taxi para el mismo trayecto ascendería hasta los 80€ y si optamos por ir en tren tipo Talgo nos costaría unos 6€, de momento los coches de alquiler no se estilan en este país .

En nuestro caso, los billetes del Talgo rápido de Samarcanda a Taskent nos costaron 100.000 Som por persona o sea unos 8,5€ y el tren soviético de Kiva a Bujara en cabina de 2 camas nos costó 231.910 Som cada uno, que son unos 20€.

El tren soviético a Bujará

Aquí os dejo los enlaces para comprar los billetes : https://e-ticket.railway.uz/lang-en/index.html

La nueva web de compra de Uzbekistan Railways : https://chipta.railway.uz/en/home

Enlace a Excursiones por Uzbekistán

Nuestras otras opciones

La segunda opción fue mirar las agencias que te preparan las excursiones por el interior del país, al estilo de evaneos, y nosotros encargarnos tan solo de los vuelos.

Turkish airlines

Por último la opción más comodona, que fue la elegida finalmente por nosotros,  era contratar el viaje con algún mayorista de viajes, estilo Catai, Transrutas, etc, gestionándolo a través de una agencia de viajes, por lo que pude comprobar al examinar las opciones, casi todas las mayoristas ofrecen la misma ruta de una semana, así que deduzco lo deben subcontratar con el mismo operador del país o como le llaman ellos el «receptivo». Finalmente la empresa elegida fue Tarawa Travel de Barcelona, que los subcontrató con la agencia local Uztravel .

Tras dos años de espera hemos podido realizar nuestro anhelado viaje a este impresionante país

Un poco de historia de Uzbekistán

Es una república centroasiática, siendo un enclave de gran importancia en la antigüedad ya que por él pasaba la famosa Ruta de la Seda, principal ruta comercial entre China y el Mediterráneo, con Samarcanda como punto central de distribución.

Formó parte del imperio Samanida y de la Dinastía timúrida, hasta que fue conquistada por los nómadas uzbekos. En 1924 pasó a ser una república soviética llamada República Socialista Soviética Uzbeka, hasta el 1 de septiembre de 1991 que declaró su independencia.

Durante la época soviética estuvo vetado el turismo y durante el posterior mandato, una vez independientes, del presidente Islom Karimov, que gobernó con normas muy estrictas, tampoco se promocionaba, ha sido un país que no se ha dado a conocer, turísticamente hablando, hasta la entrada del nuevo presidente Shavkat Mirziyoyev en el año 2016, construyendo una infraestructura turística que está mejorando a pasos agigantados cada año.

Consigue un 5% de descuento en tu seguro de viajes con IATI con cobertura Covid-19 en este enlace

El año pasado, por Octubre, tuvimos la primera oportunidad de reemprender el viaje, pero como habíamos estado tres semanas en Junio por las Islas Canarias y en Agosto dos semanas recorriendo el Norte de Italia, nos pareció demasiado precipitado, aplazándolo hasta esta primavera del 2022.

La semana elegida ha sido la del 3 de Mayo hasta el día 10, nos habíamos planteado los días de Semana Santa en Abril, pero nos dijeron que como era el Ramadán nos encontraríamos con varias localizaciones cerradas.

La compañía elegida para los vuelos fue finalmente Turkish Airlines, que hacen escala en Estambul con destino Tashkent, tanto en la ida como en el regreso.

Los hoteles elegidos fueron:

TASHKENT: Hotel Krokus, 5 Shakhdjakhon Street, Tel: +998 78 148 39 39, un hotel muy correcto, pero bastante alejado del centro, por lo que obligaba a ir en taxi a todos lados o efectuar grandes caminatas.
KHIVA: Hotel Polvo Qori Madrasa, un hotel con un gran encanto ubicado en una madrasa cercana a la ciudadela, un lugar muy recomendable en cualquier visita a Jiva.
BUKHARA: Hotel Karavan, situado frente a la fortaleza y a escasos metros del Complejo Arquitectónico Poi Kalon. Muy recomendable.
SAMARCANDA: Hotel Grand Samarkand, calle Yalangtush Bakhodir St, Samarkand 140100, Tel.: +998 66 233 05 04, un estupendo hotel a media hora andando de la Plaza Reguistán y muy cerca del recomendable restaurante Platan.

Iniciamos por fin el Viaje

3 de Mayo | BARCELONA – ESTAMBUL – TASHKENT

Dia dedicado exclusivamente a los vuelos para poder llegar a este lejano país, sinceramente hasta que no me lo miré detenidamente en el mapa no me di cuenta de lo lejos que está Uzbekistán.

Salimos del aeropuerto de Barcelona a las 11:45 y llegamos a Estambul tras tres horas de vuelo que aproveché para ver una de las películas que ofrecen en las pantallas durante el vuelo.

Al llegar al Hub de Estambul nos sorprendió la importante ampliación o mejor dicho nueva construcción que ha sufrido el aeropuerto, nos dio la sensación de que es por lo menos tres veces la T1 de Barcelona.

El vuelo de Estambul a Taskent tuvo una duración de 4 horas y media, tiempo suficiente para ver un par de películas más y tomarnos la cena ofrecida por Turkish Airlines.

Una vez llegamos a Taskent, nos estaban esperando para realizar el Fast Trak que nos venia incluido, lo que nos ahorro las colas en el control de pasaportes, ofreciéndonos un refrigerio mientras esperábamos las maletas, todo un detalle. Comentar que para una estancia de menos de 30 días en Uzbekistán, no hace falta visado previo, se gestiona en la entrada del país.

Al salir de la terminal, ya nos estaban esperando el que sería nuestro guía durante la mayor parte del viaje, llamado Mamur, que habla un castellano muy fluido y el conductor de Taskent.

Por suerte el hotel Krokus estaba a tan solo diez minutos en coche del aeropuerto, eran casi las dos de la madrugada y llevábamos todos el día de viaje, así que pudimos echarnos a descansar en poco menos de media hora.

4 de Mayo | TASHKENT – Visita a la ciudad


Quedamos con el guía para iniciar las visitas a las 9:30h., tras el desayuno de bufé libre ofrecido por el hotel. Una vez en el coche, nos dirigimos hacia el casco histórico de la ciudad para iniciar las visitas de Taskent.

Complejo Arquitectónico Khasti Imam

Pasamos frente al Monumento del Terremoto, para llegar a uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, el Complejo Arquitectónico Khasti Imam, que recibe el nombre de uno de los primeros Imanes de Taskent.

Complejo Arquitectónico Khasti Imam

La construcción del complejo se inició en el siglo XVI, prolongándose hasta el siglo XVII, en el transcurrir de los años sufrió varios terremotos que derruyeron algunos de los edificios. En el año 2007 se efectuaron unos importantes trabajos de restauración de los maltrechos edificios, quedando tal y como los hemos podido visitar actualmente.

En el complejo vistamos la Madrasa Barak Kan, la Madrasa Kafal Shohi y el Museo de “Corán de Usman” del siglo VII, en el que está prohibido hacer fotografías ni video, dicen que en el libro se conservan las manchas de la sangre del Califa Osmán, Este antiguo Corán fue traído a Samarcanda por Amir Timur, siendo traslado a la llegada de los rusos zaristas a la biblioteca imperial de San Petersburgo. Después de muchas aventuras y desplazamientos, a principios de los años 90 del siglo XX, el Corán se entregó a la junta espiritual de los musulmanes de Uzbekistán.

La Mezquita Hazrati Imam y la Mezquita Tilla Sheykh, en la que no exigen cubrirse la cabeza a las turistas mujeres, pudiendo hacer durante la visita fotografías libremente en su interior, fue construida en el año 1856, nos dijeron que el nombre significa “el jeque de oro”.

Bazar Chorsu

Nuestra siguiente visita fue la del Bazar Chorsu, el más antiguo de la ciudad, un mercado de productos alimenticios tradicionales, donde hicimos un interesantísimo paseo bajo su inmensa cúpula azul, por medio de las paradas del mercado, en la primera planta se sitúan todos los especialistas en frutos secos y en la planta baja se concentran las paradas de la carne, los encurtidos, lácteos, etc. y en el exterior alrededor del edificio están las paradas de frutas y verduras.

Bazar Chorsu

Madrasa Kukeldash

Situada justo al lado del mercado se encuentra esta madraza, pero nuestro guía nos comento que tenia poco interés porque aunque digan que es del siglo XVI, está totalmente reconstruida y que durante el viaje veríamos muchas Madrazas más y mejores, dándonos la opción de sustituir dicha visita por un recorrido por tres estaciones del metro de Taskent, lo que aceptamos gustosamente.

El Metro de Taskent

Dicho y hecho, nos dirigimos a la parada de metro aledaña al Bazar llamada Chorsu y recorrimos tres de las estaciones más interesantes según la opinión de Mamur, el metro es de estilo soviético con estaciones muy amplias y con techos altísimos, no son tan lujosas como las de Moscú pero considero son bastante interesantes. El precio del billete tiene un precio de 1.400 Som, que son unos 12 céntimos de euro al cambio.

El Metro de Taskent

Plaza de la Independencia y Eternidad

Para ir hasta esta plaza, tal y como he comentado, cogimos el metro en el mercado y nos bajamos en la estación de la Plaza de la Independencia y Eternidad , anteriormente se llamaba Plaza Lenin.

Plaza de la Independencia y Eternidad

Esta plaza, con un tamaño de doce hectáreas, se compone del Monumento de la Independencia y Humanitarismo inaugurado en 1991, pero que ahora estaba todo su jardín circundante vallado y no nos pudimos acercar.

El Memorial de la Segunda Guerra Mundial que es la estatua en honor a los caídos en guerra y el enorme Arco Ezgulik a la entrada a la plaza frente a las refrescante fuentes. Junto a la plaza pudimos ver el edificio ministerial y los jardines, pero como he comentado, estaba todo cortado con cintas que impedían el paso.

Palacio de Romanov

Al otro lado de la amplia avenida destaca el Palacio de Romanov diseñado por los arquitecto Geyntselman y Benois, y construido en el año 1891, también es llamado Palacio del Gran Duque Nikolai Konstantinovich Romanov, en el que fue exiliado en 1874 porque había sido acusado de robar varias joyas de la familia real rusa.

Teatro de la Opera Navoi,

Seguimos hacia la Plaza de Opera y el Ballet donde se encuentra el Teatro de la Opera Navoi, diseñado por el arquitecto soviético  Alekséi Shchúsev y construido entre 1942 y 1947, con una una capacidad para 1.400 espectadores.

Museo estatal de historia de Uzbekistán

El Museo estatal de historia de Uzbekistán, fundado en 1876, en su interior hay varias salas dedicadas a la arqueología, la historia, la numismática y la etnografía de Uzbekistán.

Plaza Amir Temur

Finalizamos en la Plaza de Amir Temur, también conocido como Tamerlán, un auténtico héroe nacional para los uzbecos, con sus ejércitos multiétnicos conquistó una gran parte de Eurasia, aunque según he leído hay estudios que dicen que sus campañas militares causaron la muerte de aproximadamente un 5% de la población mundial de aquel momento.

Plaza de Amir Temur

En mitad de la plaza se encuentra una estatua ecuestre de grandes dimensiones del venerado y temido conquistador Amir Temur. Detrás de la estatua destaca especialmente el Hotel Uzbekistan, un contundente edificio de arquitectura brutalista de la época soviética, construido en 1974 tras el terremoto de Taskent de 1966 y renovado en 2010. Actualmente es propiedad de un grupo inversionista singapurense. Durante sus mejores años en él se hospedaron grandes celebridades como Federico Fellini, Marcello Mastroianni y Raj Kapoor.

Hotel Uzbekistan

Frente al hotel se encuentra el Museo de Amir Temur inaugurado en 1996, que como su nombre indica, está dedicado a los logros y conquistas de Amir Temur.

Museo de Amir Temur

Restaurante Sim Sim

Había llegado la hora del almuerzo, así nos desplazamos hasta este restaurante llamado Sim Sim, que según nos contaron es el equivalente nuestro a la leyenda de la cueva que abre Aladino pronunciando la palabra «sésamo». Todo el local en si es impresionante, parece que que entres en un verdadero palacio, donde comimos varios platos tradicionales deliciosos, a excepción, por mi parte, de la ensaladas que contenían cilantro al que soy alérgico, está en la calle Muqimiy ko’chasi o calle Mukimi , 15.

Mezquita Blanca

Después de comer queríamos visitar la Mezquita Blanca, también llamada Minor Mosque o Ko’kcha Masjidi, de reciente construcción en el 2014, muy vistosa por sus mármoles blancos de la fachada combinado con los turquesa de las cúpulas, así que contratamos los servicios del conductor para que nos llevara a la mezquita y tras su visita nos llevara de regreso a la plaza de la Independencia. Llegamos a un acuerdo de pagarle 50.000 soms. A pesar de que en teoría teníamos incluida la visita en el viaje, pero por no discutir lo contratamos y ya está.

Mezquita Blanca

Torre de Televisión

También se suponía teníamos incluido un paseo por el Parque de las Represiones y la vistas exteriores de la Torre de Televisión, pero no fue así, tan solo pudimos verla desde lejos, es el edificio más alto del país con 375 metros de altura, construida en acero e inaugurada en el año 1985, dispone de un mirador de 360 grados al que suben tres ascensores, la entrada tiene un precio de 120 000 som.

Torre de Televisión

Broadway Street y la calle Sayilgoh

Tras la visita de la Mezquita Blanca le dijimos al conductor que nos dejara frente al imponente Hotel Uzbekistán, desde allí iniciamos nuestro paseo por la animada calle Sayigo , conocida como Broadway Street, la cual va de la plaza Amir Temur a la plaza de la Independencia, estaba repleta de pequeñas atracciones de feria, supongo que influyó que era un día festivo, con bastantes jóvenes paseando de un lado a otro y utilizando las atracciones, mientras los artistas callejeros mostraban sus habilidades. Un poco más adelante estaban preparando el festival de la primavera, con varias figuras florales.

Monumento a Islom Karimov

Nos fuimos guiando con la aplicación del Maps.me para seguir con nuestro paseo por Taskent, dirigiéndonos hacia el Monumento a Islom Karimov, que está a unos 20 minutos andando desde la calle Sayigoh. Tal y como el nombre indica el monumento está dedicado al que fuera primer presidente durante quince años de Uzbekistán tras independizarse de la Unión Soviética.

Monumento a Islom Karimov

Magic City Park

Sorprendentemente nuestro paseo nos llevó a pasar frente al Humo Arena, también llamado Ice Dome, un moderno pabellón de deportes inaugurado en 2019, donde se suelen celebrar partidos de hockey sobre hielo y también se puede utilizar para otros deportes, con una capacidad para 12.500 espectadores.

Magic City Park
Magic City Park

Continuamos por la calle Furkat hasta llegar al asombroso Magic City Park, por un momento pensaba que habíamos llegado a Disneylandia. Realmente íbamos al parque Alisher Navoiy pero acabamos en esta especie de parque temático repleto de restaurantes, tiendas y atracciones, con representaciones de varias ciudades europeas. Aprovechamos para tomarnos unos refrescos, pues hacia bastante calor.

Parque Alisher Navoiy

Un interesante parque, al entrar nos encontramos frente a la estatua de Alisher Navoi el cual da nombre al parque, junto con varias estatuas a tamaño gigante de escritores famosos del país, todo ello rodeado de césped y coloridos rosales, un lugar ideal para relajarse después de tanto patear por la ciudad.

Al salir del parque fuimos en busca de un taxi, pero fue una misión imposible que terminó dándonos otra caminata hasta llegar al hotel, aunque fue interesante pasar por varios barrios de casas , acabamos algo cansados.

Después nos explicaron que en Taskent puedes parar a cualquier coche que te quiera hacer de taxista, tan solo levantando la mano y negociando el precio, pero eso no lo sabíamos nosotros.

Cenamos en hotel, tras un descanso en nuestra habitación, en principio pensamos en coger un taxi e ir al centro para ver las luces de la ciudad, pero como al día siguiente teníamos que estar a las 5 de la madrugada en recepción para que nos llevaran al aeropuerto, desistimos de hacerlo y nos fuimos a dormir.

Tour Privado por Taskent con Civitatis

5 de Mayo | TASHKENT – URGENCH – KHIVA

Iniciamos el día con un buen madrugón, pues tal y como he comentado anteriormente, a las cinco de la madrugada nos pasaba a recoger por el hotel nuestro guía junto con el conductor para llevarnos al aeropuerto y coger el vuelo de Taskent a Urgench.

El vuelo a Urgench se retrasó poco más de media hora, lástima de minutos de sueño perdido. El guía nos aconsejo que mientras esperábamos nuestro vuelo, nos apresurásemos en ocupar una mesa en el bar de la terminal para comernos los pic nic que  nos habían preparado muy amablemente en el hotel, así de paso se nos hizo más amena la espera, menos mal que nos avisó pues se completaron enseguida todas las mesas.

Durante el vuelo a Urgench la verdad es que ni me enteré, tenia tanto sueño que estuve durmiendo la hora y cuarto que duró.

Una vez en Urgench y recuperadas las maletas de la cinta, nos recogió  otro chofer que nos estaba esperando para llevarnos a Jiva, está a unos 30 kilómetros casi en linea recta desde el aeropuerto.

Jiva o Khiva

En este enclave dicen que es donde el hijo de Noé , llamado Sem, cavó los primeros pozos de agua Keivah, algo muy necesario en estos lares pues la ciudad se encuentra entre los desiertos de Kara-Kum y el Kizil-Kum, con el privilegio de tener el río Amu Daria pasando por sus cercanías.

Originalmente Jiva era un oasis donde se detenían las caravanas que realizaban la llamada Ruta de la Seda, pudiendo aprovisionarse para seguir con su camino a través de los desiertos. Nos comentaron que su clima es de los más extremos del país pasando de unas temperaturas máximas en Julio de 50 grados centígrados a -25 grados en invierno.

Hotel Polvo Qori Madrasa

En esta ocasión teníamos reservado un hotel ubicado en una antigua madraza, muy cerca entrada oeste de la muralla, llamado Hotel Polvo Qori Madrasa, un lugar muy recomendable, con un enorme encanto a pesar de su sencillez.

Polvon Darvoza

Una vez dejamos las maletas en recepción, salimos sin dilación a conocer esta preciosa ciudad y especialmente su ciudadela rodeada por la zona amurallada llamada Itchan Kala. Para ello tuvimos que entrar por la puerta oeste, llamada Polvon Darvoza, cruzando toda la ciudadela hasta la puerta este, llamada Ata Darvoza, que es donde se encuentran las taquillas de venta de entradas. La muralla dispone de cuatro entradas.

La ciudadela es realmente espectacular, uno de esos lugares que se quedan grabados en la memoria al pasar de los años. En los casi dos días que estuvimos recorriéndola realizamos las siguiente visitas :

Complejo Arquitectónico Ichan-Kala

Es como se le llama a este barrio de la ciudadela, con una infinidad de edificios construidos entre los siglos X y el XIX, me impresionó la gran cantidad de madrasas que contiene, es como una inmensa ciudad universitaria de hoy en día.

El recinto amurallado ocupa aproximadamente un kilometro cuadrado, rodeado por unas contundentes murallas de adobe de unos 10 metros de altura por 6 de ancho, en su interior se encuentran más de 400 edificios edificados en adobe junto con cerca de 60 monumentos arquitectónicos, por algo desde 1990 fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Ata Darvoza

Ata Darvoza

Una vez tuvimos en nuestro poder las entradas, nos introdujimos otra vez al interior de la ciudadela por la puerta llamada Palvan Darvoza, que da acceso a la calle principal con unas excelentes vistas, sobretodo al atardecer, del minarete inacabado de Kalta-Minor.

Minarete Kalta Minor

Al traspasar la puerta Palvan Darvoza, no puedes dejar de mirar al inmenso cilindro cónico recubierto de azulejos en colores turquesa que predomina la visión, es el llamado Kalta Minor, un minarete que tenia que haber sido el más alto del mundo islámico en la época , pero debido a que su promotor, Muhammad Amin Khan, murió antes de terminarlo se quedo inacabado tal y como lo podemos ver en la actualidad.

Minarete Kalta Minor

Posteriormente ninguno de sus descendientes continuaron con su construcción, no se sabe si es por su elevado coste o por alguna otra circunstancia, lo cierto es que actualmente es una construcción icónica de Khiva.

Madrasa Mokhamed Amin Khan

Junto al minarete de Kalta Minor, se encuentra esta madrasa, construida entre  1845 y 1855, por orden de Muhammad Amin Khan, es la madrasa más grande de Khiva y hemos leído que también es la más grande de Asia Central, llego a albergar a más de 250 estudiantes. Actualmente ha sido reconvertida en el hotel Orient Star Khiva.

Madrasa Mokhamed Amin Khan

Castillo Kunya Ark

Nuestro siguiente objetivo fue el castillo, un palacio fortaleza construido en 1686 dentro de la ciudadela rodeado por una muralla para proteger al Khan.

Castillo Kunya Ark

En su interior vistamos la mezquita de verano con su precioso iwan de mayólica, el patio de armas donde quedan unos restos arqueológicos más antiguos.

La mezquita de invierno donde había una yurta instalada (es como una tienda de campaña mongol) , la kurinishhona con su trono de plata (donde el Khan recibía a otros mandatarios), el bastión,

el museo de la moneda, con los moldes de la época para acuñar las monedas y el harén.

Ak-Sheikh Bobo

Está en la esquina interior del Castillo Kunya Ark, anteriormente había que comprar una entrada a parte, pero actualmente está incluido en la entrada general. Hicimos la visita por la mañana y al atardecer regresamos para subir al mirador del Khan desde donde disfrutamos de unas espectaculares vistas de la ciudad mientras el sol se iba poniendo en el horizonte, considero que es una actividad imprescindible para cualquier visitante de Jiva.

Madrasa Mohamed Rahim Khan II

Al salir del Castillo Kunya Ark, nos dirigimos hacia otra de las inmensas madrasas de las que dispone Khiva situada frente a la puerta principal del castillo, la que nos ocupa fue edificada por orden el khan Muhammad Rahim en el año 1876, un amante de las artes, la poesía y la ciencia. Destacan sus cuatro torres coronadas por verdes cúpulas de mosaico combinado por los azulejos turquesa de la fachada.

Madrasa Mohamed Rahim Khan II

Restaurante Cafe Zarafshon

Para comer teníamos mesa reservada en el Restaurante Cafe Zarafshon, situado muy cerca de la Madrasa Islom Khodja, dispone de un hermoso salón muy bien decorado donde pudimos saborear unos estupendos platos tradicionales elegidos por Mamur.

Como estábamos un poco soñolientos y el sol a esas horas del mediodía apretaba bastante, decidimos hacer una pequeña siesta en hotel y salir para continuar con la visita de la ciudadela un poco más tarde.

Paseo por la Muralla, Bogcha Darvoza y Madrasas menores

A media tarde, cuando el calor era más suave, nos dirigimos hacia la puerta norte de la ciudadela , llamada Bogcha Darvoza, por el camino pasamos frente a la Madrasa Allakuli Khan , y entramos a visitar la Madrasa Khojamberdibai.

Salimos un momento por la puerta Bogcha Darvoza para hacerle unas fotografías desde el exterior y una vez regresamos al interior de la muralla, subimos a estas para hacer un recorrido perimetral hasta el Castillo Kunya Ark donde hay que dar la vuelta y volver a descender por las escaleras que hay al lado de la puerta norte.

Como iba llegando la hora del atardecer, decidimos regresar al Palacio de Kunya Ark, para subir a la torre Ak-Sheikh Bobo, y contemplar como van cambiando de color de las fachadas a tonos más rojizos según el sol va descendiendo en el horizonte, un auténtico espectáculo tremendamente relajante.

Estuvimos más de media hora viendo la puesta de sol, finalizando la tarde con otro paseo por la ciudadela. Para poder entrar en el palacio otra vez nos hicieron cambiar el bono que nos había dado el guía por otro tipo de entrada, no se porque pero es lo que nos solicitaron para dejarnos entrar.

Restaurante Terrassa

Reservamos para cenar a las nueve de la noche, una mesa en la terraza del restaurante llamado «Terrassa», situado frente a la puerta principal del palacio.

La cena fue estupenda, con unos generosos platos de carne a la brasa y disfrutando además de una excelentes vistas de la ciudad, un lugar muy recomendable en cualquier visita a Jiva.

Tras la cena y un breve paseo por la callejuelas iluminadas, regresamos al hotel para revisar los correos y whatsapps con el wifi y a dormir.

6 de Mayo | KHIVA – BUKHARA

Nos despertamos bastante temprano con la llamada a la oración, aunque seguimos durmiendo un poco más, salimos del hotel antes de desayunar para pasear por la nueva avenida que están construyendo en la puerta Este de la ciudadela pasando frente a la Madrasa Naspurush.

Madrasa Naspurush

Se trata de una inmensa avenida con hoteles y servicios turísticos a lado y lado que darán un gran cambio a este acceso, para su construcción se ha tenido que derruir un mercado que según nos comentaron estaba bastante deteriorado.

De regreso al hotel desayunamos y cerramos las maletas para dejarlas preparadas en recepción para la tarde, realizamos el chek out y salimos a continuar con la visita de Jiva.

Palacio Tash Hovli y Harem

Nuestra primera visita de la mañana fue el Palacio Tash Hovli y Harem, un segundo palacio, construido EN 1830 por encargo del Kan Allakuli , en ella se visitan los patios, habitaciones concubinas y la habitación del Khan.

Palacio Tash Hovli y Harem

Según nos explicaron, cuando el Khan hizo el encargo de su construcción le preguntó al maestro-constructor cuanto tardaría en edificarlo y este le dijo que dos años, una vez pasado este tiempo, en vistas de que no estaba terminado hizo ejecutar al maestro-constructor, cuando le preguntó a un segundo maestro-constructor, le dijeron que ocho años más por precaución, terminando antes de lo previsto y salvando la vida el constructor.

Hicimos el recorrido por el interior del palacio el cual está intercomunicado por estrechos pasillos que pasan frente a las habitaciones del Khan y las del harén.

Una vez llegamos al patio, visitamos algunas de las habitaciones utilizadas por el Khan y otras por las concubinas, estando todo decorado con la típica mayólica azul y blanca, muy similar a los azulejos que vimos en Oporto, algunos de los techos de las habitaciones estaban pintados de vivos colores tal y como podéis ver en las fotografías.

En algunas paredes hay azulejos en forma de lazo vertical que es un símbolo de la antigua religión del zoroastrismo, que siguió presente en algunas de las representaciones escultóricas a pesar de ser islámicos.

Mezquita Juma y Minarete

Al salir del palacio nos dirigimos hacia la mezquita Juma que significa mezquita de los viernes, está documentado que su construcción data del siglo X, a pesar de que fue reconstruida en el año 1788, siendo de las más antiguas de Jiva.

Mezquita Juma y Minarete

Al entrar nos recordó, salvando las distancias, a la mezquita de Córdoba, por su amplitud visual, la inmersa sala esta soportada por más de doscientas elaboradas columnas de madera , aunque solo cuatro de ellas son originales, las paredes que rodean la sala están construidas en ladrillo manual, en el centro hay una abertura que da luz al conjunto además de dar ventilación para refrescar el ambiente. Frente a la mezquita pudimos contemplar el minarete de de 52mts de altura.

Madrasa Allakuli Khan

Como el nombre indica, esta madrasa fue construida por orden del Khan Allakuli en el año 1834, está edificada en estilo Khorezm del último período de la Edad Media, en sus tiempos albergó en su interior la biblioteca.

Madrasa Islam Khodja y su Minarete

El día anterior la habíamos visto por fuera, pero en esta ocasión hicimos la visita del interior de madrasa, que a pesar de parecer más antigua fue construida en el siglo XX por orden del visir Islam Khodja, donde se encuentra el museo de historia con trajes de la época antigua y varias fotografías.

Madrasa Islam Khodja y su Minarete

Unido a la madrasa nos encontramos con el minarete más alto de Jiva, que sinceramente no he podido averiguar con exactitud su altura, pues en unos sitios dicen 40 metros, otros 60 y en otros 50 metros. En teoría se puede subir, pero con el tema del Covid-19 estaba cerrado al público, por lo que no pudimos realizar el ascenso a su mirador.

Mausoleo Pakhlavan Makhmud

La última visita que nos quedaba era el mausoleo del que es el patrón y benefactor de la ciudad, Makhmud Pahlavan, de él se cuentan varias leyendas, si que se sabe que era un gran luchador, poeta y sabio, dicen que invirtió casi toda su fortuna en la ciudad, para la gente más desfavorecida.

Mausoleo Pakhlavan Makhmud

El mausoleo fue construido en el siglo XVIII cuando Makhmud Pahlavan fue canonizado tras su muerte, siendo actualmente un lugar de peregrinaje de los fieles, casualmente  mientras estuvimos visitándola, algunos peregrinos cantaban sus oraciones frente a la tumba.

En su interior nos encontramos con todas la paredes decoradas con la tradicional mayólica azul y blanca, como si de un Khan se tratara. También podemos ver la tumba del Khan Mohamed Rahimkhan y algunos de sus familiares. Para entrar a este mausoleo hay que pagar un extra a parte.  

Restaurante Mirza Bashi

Recorrimos libremente por las callejuelas hasta la hora de comer. Para almorzar reservamos en el Restaurante Mirsa Bohis, una especie de invernadero con aire acondicionado , donde nos ofrecieron algunos platos de la cocina típica de Jiva.

Tras la comida, como hacia mucho calor, nos refugiamos en la recepción de hotel hasta las cuatro y media de la tarde que nos pasaron a recoger para llevarnos  a la estación de tren de Urgench, donde tomaríamos el tren de construcción soviética de las seis de la tarde que nos debería llevar hasta Bujará.

Toda una experiencia, a pesar de los años que han pasado este tren hace el trayecto en poco más de seis horas, el único inconveniente es que el aire acondicionado es un poco flojo y los lavabos más vale evitarlos.

Dispusimos de una cabina privada para nosotros dos, con camas / sillón y una mesita junto a la ventana.

Durante el trayecto, en un principio las vías van pasando junto a verdes campos de cultivo y atravesando alguna que otra población, pero al cabo de un par de horas el paisaje se convierte en desierto estepario de color ocre, con pequeñas dunas junto a la vía.

Nos han comentado que a partir de finales del 2023 o principios de 2024, estos trenes serán sustituidos por otros modernos de fabricación española tipo Talgo.

Bujará o Bukhara

Al llegar a la estación de Bujará, eran casi la una de la madrugada, nos estaba esperando el conductor que nos llevó a nuestro Hotel Caravan, un hotel sencillo en su exterior pero con unas habitaciones recién reformadas, muy cómodas y con un balcón frente a la fortaleza, una excelente elección.

Bujará fue la capital del Imperio Samánida en el siglo X y posteriormente desde los siglos XVI al XVIII, durante la dinastía Shaybánida que gobernó los primero cien años del llamado  Kanato de Bujará, convirtiendo la ciudad en un gran centro cultural, de caligrafía, educación y artístico más importantes de Asia.

7 de Mayo | BUKHARA

Tras una noche algo movidita por algo que no me había sentado demasiado bien, no se si sería una empanadilla que comí en el tren, bajamos a desayunar para a continuación, iniciar nuestra visita de la ciudad.

Enlace al : Bukhara City Pass

Mausoleo Samanidas

Nos pasó a recoger el conductor para llevarnos hasta el inicio de unos jardines donde está el Mausoleo de los Samánidas, construido en el siglo IX, en él está enterrado Ismail Samani, el emir que tras renunciar al zoroastrismo se convirtió al islam e hizo de Bukhara uno de los grandes centros religiosos y culturales.  

Mausoleo de los Samánidas

Nos contaron, que para evitar que Gengis Khan destruyera el mausoleo, los habitantes de Bujará  lo enterraron simulando un pequeña colina, quedando olvidado así durante muchísimos años, hasta que la erosión, al transcurrir de los siglos, descubrió una parte y lo volvieron a desenterrar, siendo restaurado en la época soviética.

Fuente de Job

Tras un breve paseo por los jardines, llegamos  al Mausoleo y Manantial Sagrado Chasmai Ayub , edificado en el siglo XIV, el lugar es llamado la fuente de Job, porque es donde este hizo que saliera agua de la tierra tras golpear su superficie tres veces con un bastón.

Fuente de Job

Mezquita Bolo-Hauz

Muy cerca de la fuente de Job, nos encontramos con la Mezquita Bolo-Hauz, fue construida por orden el emir Shah Murad fuera de la fortaleza para su uso exclusivo como mezquita de los viernes, frente a un relajante estanque. En 1917 se le añadieron en el iwan frontal 20 columnas de madera talladas dotando de más belleza al conjunto.

Mezquita Bolo-Hauz

Ciudadela Ark

Frente  a la mezquita se encuentra la Ciudadela Ark, que fue residencia de los emires de Bukhara, desde el siglo V hasta el siglo XIX, debiendo ser abandonarla cuando fue bombardeada por el ejército ruso.

Ciudadela Ark

Actualmente se visita una pequeña parte con varios museos en su interior. Nosotros en poco más de media hora tuvimos suficiente para recorrerla y visitar los museos.

La verdad es que no hace falta para nada el coche para visitar Bujará, pero como hacía bastante calor, nos recogieron en coche para llevarnos hasta la Madraza Chor Minor.

Madraza Chor Minor

Al descender del coche, pasamos andando por una zona un poco apartada dentro del casco histórico y en 5 minutos llegamos frente a la Madraza Chor Minor, esta construcción formaba parte de un edificio original más grande.

Madraza Chor Minor

El edificio actual fue construido en el siglo XIX, consta de 4 torres coronadas por unas semiesferas forradas de baldosas azules, nos explicaron que fueron añadidas con posterioridad para evitar que las cigüeñas anidasen encima de las torres, pues el enorme peso de sus nidos habían causado algún que otro derrumbe. Como podéis ver en las fotografías, el edificio con las cuatro cúpulas azules es tremendamente fotogénico.

Se puede acceder a la terraza por el módico precio de 6.000 Som, aunque, como es bastante bajo, las vistas no son espectaculares.

Madrasa Nadir Divan Begi 

Seguimos andando dirección al centro histórico para visitar la  Madrasa Nodir Devon Begi, situada frente a la plaza Labi Houz, fue construida en el siglo XVII, destaca en la fachada la utilización de representaciones de seres vivos en su portal, concretamente dos pájaros que se dirigen al sol, llevando unos gamos en sus garras,  lo que en teoría está prohibido en el arte islámico.

Madrasa Nadir Divan Begi 

Al entrar en el patio, nos encontramos que actualmente las celdas son utilizadas por los artesanos para ofrecer sus productos al turismo y poder ver como realizan sus trabajos.

Madraza de Kukaldosh

Muy cerca de la anterior, frente a la carretera, pasamos para observar la Madraza de Kukaldosh, en este caso no entramos dentro tan solo hicimos las fotografías desde fuera, he leído que fue ultilizada como cine en la época soviética.

Madraza de Kukaldosh

Kanaka y el estanque de la Plaza Labi Houz

Frente a la Madrasa se encuentra el mayor estanque de Bujará, en la  plaza Labi Houz, una relajante zona que es el lugar de encuentro de los habitantes de la ciudad para cenar o tomarse un refresco o un té en alguno de sus bares, al otro extremo del estanque, pudimos ver la Khanaka, lugar de reflexión y vivienda de los derviches sufíes.

Khanaka

Mezquita Magoki Attory

Un poco más adelante pasamos frente a  la Mezquita Magoki Attory, construida en el siglo XII y reacondicionada en el siglo XVI, no sabemos exactamente porque razón pero las entradas que llevábamos no permitían el acceso a esta mezquita.

Suzana ok «Restaurante» y el Barrio Judío

Había llegado la hora de almorzar, para ello, nos dirigimos a una casa en el barrio judío donde tienen instalado un restaurante familiar llamado Suzana ok, es un poco difícil de encontrar pues está en una de las callejuelas del barrio hebreo.

Suzana ok «Restaurante»

La casa sorprende al entrar, pues no parece tan grande desde fuera, con decorados patios y un lujoso salón donde ofrecen las comidas.

Comimos el plato tradicional festivo del Uzbekistán, el Plov, un delicioso plato preparado durante horas en un enorme perol, es algo similar al cus cus, pero con arroz en vez de sémola, pedimos verlo cuando lo emplataban de la perola gigante para poder hacer fotografías y vídeo.

Al salir recorrimos algunas calles del barrio, pero está bastante deteriorado, nos explicaron que Bujará había tenido una importante comunidad judía, pero en la época soviética huyeron por miedo al antisemitismo, quedando en la actualizad una comunidad muy pequeña. Pasamos frente la sinagoga por si se podía visitar, pero estaba cerrada.

Madrasa Ulugbek y Madrasa Abdulaziz Khan

Tras la comida seguimos con las visitas, cruzamos bajo unos edificios de tejados semiesféricos, que me recordaron a los de la película Star Wars, que eran los antiguos bazares, actualmente son una zona de tiendas turísticas, estos bazares están situados en los cruces que llevan a los principales lugares del centro histórico, en este caso nos llevaron a la plaza frente a las madrasas.

Madrasa Ulugbek y Madrasa Abdulaziz Khan

La Madrasa Ulugbek, fue construida en el siglo XV durante la dinastía Timúrida, por ello es de las más antiguas de Asia Central, con una fachada menos elaborada que su vecina de enfrente, nos encontramos al entrar que su patio estaba bastante deteriorado.

la Madrasa Abdulaziz Khan , construida dos siglos después, en el siglo XVII, tiene una fachada mucho más elaborada y grande que la Madrasa Ulugbek, también su patio e interiores están mucho mejor conservados. En la parte cubierta de la entrada nos encontramos con varias tiendas turísticas que aprovechaban el espacio para ofrecer sus productos.

Complejo Arquitectónico Poi Kalon

A escasos cien metros de las madrasas, llegamos al Complejo Arquitectónico Poi Kalon, el complejo más importante de la ciudad y casi comparable con la Plaza Reguistán de Samarcanda.

Complejo Arquitectónico Poi Kalon

Esta compuesto por la Madraza Mir-Arab del siglo XV, que actualmente sigue en funcionamiento como escuela coránica, por lo tanto solo se puede entrar hasta la zona bajo el arco, el resto está prohibido a los turistas, así que no os puedo mostrar ninguna foto del interior.

Madraza Mir-Arab

El imponente Minarete Kalon, construido en el siglo XII, tiene nueve metros de diámetro en la parte más ancha y una altura de 47 metros. Nos explicaron que en la época de las caravanas iluminaban la parte más alta para guiarlas hasta la ciudad.

La Mezquita Poi Kalon original fue encargada inicialmente por Arslan Khan en 1121, pero fue destruida posteriormente por Genghis Khan, siendo edificada la actual en el siglo XVI, es una de las más grandes de Asia Central. Esta si que nos permitieron visitarla, tanto el precioso patio como la zona de oración.

Mezquita Poi Kalon

Decidimos tomarnos un descanso, regresando al hotel que estaba a 5 minutos andando del Complejo Arquitectónico Poi Kalon. Pero antes reservamos una mesa para cenar en el restaurant Chashmai Mirob.

Una vez más descansados regresamos al  centro histórico para dar otro paseo más relajado y tomarnos un refresco frente al estanque de la Plaza Labi Houz.

Torre Shukhov

Al atardecer, decidimos subir al mirador de lo que fue un antiguo depósito de agua, construido en 1927, en la época soviética, reconvertido en una torre observatorio, se encuentra frente a la entrada de la fortaleza, tiene un precio de 40.000 sum y ofrece unas excelentes vistas de 360 grados. También dispone de un restaurante bajo la zona de observación.

Torre Shukhov

Restaurant Chashmai Mirob

Para cenar, como he comentado anteriormente, elegimos este bar restaurante con una terraza muy bien situada frente al Complejo Arquitectónico Poi Kalon, llamado Chashmai Mirob.

Restaurant Chashmai Mirob

A pesar de la dificultad en entendernos, pues la carta solo estaba en uzbeco o ruso y apenas hablan inglés, logramos pedir unos pinchos y las bebidas, he de reconocer que la comida solo la puedo considerar pasable pero en cambio las vistas desde su terraza son excelentes viendo el anochecer e iluminarse los monumentos principales del complejo.

Tras la cena dimos por terminadas las visitas de Bujará, ciudad que he de reconocer que apenas había oído hablar de ella y que como Jiva me ha sorprendido muchísimo.

8 de Mayo | BUKHARA – SAMARCANDA

Desayunamos en el hotel pues teníamos tiempo de sobra, ya que nos pasaban a recoger a las 9 h. para llevarnos por carretera hacia Samarcanda.

El trayecto, de 290 kilómetros por un autovía un poco bacheada, fue de unas cuatro horas y media incluyendo una breve parada a mitad de camino donde visitamos un gran pozo cubierto que había sido utilizando por las caravanas de viajeros en los tiempos de la ruta de la seda.

Samarcanda

Supongo que a casi todos nos sucede, que cuando nos nombran Samarcanda, enseguida pensamos en la mítica ciudad de la Ruta de la Seda, llena de mercaderes con sus camellos transportando las especias y las telas hacia la vieja Europa.

Pero en la actualidad, al entrar en Samarcanda con el coche, lo primero que vimos fueron unos inmensos complejos urbanísticos de rascacielos en construcción, con grandes avenidas de estilo soviético que atraviesan la ciudad.

No por ello vamos a restarle encanto al centro histórico, pues lo tiene y mucho, con sus  impresionantes mezquitas, numerosas madrasas y mausoleos repletos de bellos mosaicos.

Restaurante Xan Atlas

Llegamos a Samarcanda a la hora de comer, con algunas dificultades pues el puente principal de acceso estaba cortado por obras y tuvimos que dar una gran rodeo por estrecha callejuelas para llegar al centro, dirigiéndonos directamente al restaurante Xan Atlas para almorzar.  Estuvo correcto pero sin más.

Nos fuimos primero al Hotel Gran Samarcanda, situado a una media hora andando del centro histórico o cinco minutos en taxi, con varios restaurantes a su alrededor, el hotel fue cómodo, con el personal muy amable, grandes habitaciones y un encantador patio central ideal para tomar un té relajadamente.

Dejamos nuestras cosas y salimos inmediatamente a visitar la ciudad.

Mausoleo Gur-Emir o de Tamerlán

Nuestra primera visita fue el Mausoleo Gur- Emir, construido en el siglos XIV, que significa en persa «Tumba Del Rey», contiene la tumba de Tamerlán y su familia. La vista exterior es majestuosa, a pesar de los andamios que nos encontramos en su cúpula, y con un interior muy elaborado.

Mausoleo Gur-Emir

Tamerlán ordenó la construcción de este mausoleo en 1403 para su nieto Mohamed Sultán, pero cosas de la vida , Tamerlán murió prematuramente en una campaña militar contra China, siendo enterrado en este mausoleo en contra de sus ordenes, ya que su voluntad era ser enterrado en un lugar más sencillo.

Posteriormente también fue enterrado en este mausoleo Muḥammad Ṭaraghāy ibn Shāhruj ibn Tīmūr, más conocido como Ulugh Beg, nieto de Tamarlán, convirtiendo el mausoleo en un panteón real de la dinastía Timúrida.

Mausoleo Rukhabad

El Mausoleo Rukhabad fue construido en el siglo XV por orden de Amir Temur sobre de la tumba del jeque religioso musulmán, Burkhaneddín Sagardji, siendo uno de los más antiguos de Samarcanda. En él dicen que se guardan seis pelos del profeta.

Al lado del mausoleo se construyó posteriormente un centro espiritual compuesto de una madraza y khanako sufí.

Plaza Registán

Llegamos a la visita estrella por excelencia en Samarcanda, el hermoso Conjunto Arquitectónico de la Plaza Registán que supongo habréis visto en casi todos los catálogos de viajes a Uzbekistán con sus tres inmensas madrasas.

Plaza Registán

La palabra registán significa lugar de arena en persa, una plaza pública donde las personas se reunían para escuchar las proclamas reales y lugar de ejecuciones públicas, de ahí que fuera de arena para absorber mejor la sangre derramada al igual que los circos romanos.

Para acceder a la plaza hay que pagar 15.000 Som que incluye las visitas a las tres madrasas.

Al rebasar el control de entradas nos dejamos deslumbrar por las tres Madrasas, a cual más hermosa, he de decir que la plaza Registán es de esos lugares que te dejan boquiabierto, lo contemplamos durante varios minutos para saborear la imagen del conjunto.

Pasando a visitar el interior de todas las madrasas, donde en la actualidad se han establecido algunos artesanos y tiendas varias de recuerdos turísticos.

Madrasa Tilla-Kari

La Madrasa Tilla-Kari fue construida en el siglo XVII,  con un patio repleto de árboles, las celdas alrededor del patio para los estudiantes y la vistosa mezquita decorada con motivos dorados y azulados.

Madrasa Tilla-Kari
Madrasa Ulughbek

La Madrasa Ulughbek fue construida por orden del nieto del Tamerlán, Ulug Beg, en el siglo XV, siendo la más antigua de las tres, con un bello arco de entrada decorado con dibujos geométricos con azulejos turquesa, amarillos y azules.

Madrasa Ulughbek

En su patio interior disponía de las 56 habitaciones en dos plantas para los estudiantes, hoy en día ocupadas por tiendas de artesanos dedicadas a la venta de recuerdos turísticos.

Madrasa Sher-Dor

La Madrasa Sher-Dor fue construida en el siglo XVII. su fachada suele ser de las más usadas en las guías impresas de Uzbekistán, también se la conoce como la Madrasa del León, nos explicaron que tardaron dieciséis años en construirla.

Madrasa Sher-Dor

La característica principal de esta madrasa es el hecho de que se representen animales vivos en sus decoración, algo prohibido de representar en los monumentos islámicos. Podemos ver en el arco de entrada o pishtaq la imagen de dos tigres, aunque también hay quien dice son leones, atacando a unos ciervos.

En el patio interior, nos encontramos con dos pisos donde se encuentran las celdas para los estudiantes y ,al igual que en la anterior madrasa, se han reconvertido en tiendas de artesanías y recuerdos turísticos.

Estuvimos visitando las tres Madrazas y fotografiando constantemente por todos lados, en mi caso grabando vídeo para mi canal de YouTube que es lo mío.

Parque de los Tigres

Cuando ya estábamos satisfechos de la visita, todavía faltaba bastante rato para el espectáculo de luz, así que salimos del recinto a pasear por el parque de los tigres, situado a poca distancia de la Plaza Registán.

Parque de los Tigres

En la esquina inferior se encuentran dos estatuas de unos tigres que dan nombre a la plaza, subiendo la escalinata junto a las fuentes, a la izquierda nos encontramos con  el Mausoleo Rukhabad junto a su Madraza.

Estatua de Amir Temur,

Al llegar a la parte alta del parque, fuimos a hacernos unas fotografías con la estatua de Amir Temur, con su gran paseo ajardinado tras de él y frente al letrero de Samarkand en letras blancas para enviar a los amigos.

Espectáculo de Luz de la Plaza Registán

Plaza Registán

Regresamos a la Plaza Registán para ver el espectáculo que en teoría empezaba a las 20h. Pasaron las 20h., después las 20:15, las 20:40 y allí no empezaba ningún espectáculo, pensábamos que igual no lo hacían este día, pero cuando le pregunté a un policía cercano me dijo que empezaba a las 21h, vaya chasco, pero bueno, como faltaba pocos minutos, regresamos al punto central de la plataforma mirador, preparando nuestras cámaras para fotografiarlo todo.

Como un clavo, a las 21h empezó el espectáculo, que estuvo curioso, pero si he de ser sincero me gustan más los monumentos con luces fijas de tonos blanquecinos aunque les añadan algún color puntualmente, que no estos espectáculos multicolor.

Restaurante Platan

Como se había hecho algo tarde, cogimos un taxi, tras la negociación pertinente, que nos llevaría al restaurante Platan,  recomendado por nuestro guía y además estaba muy cerca del hotel. Está en la calle Pushkin, 27 esquina con la calle Mustaqillik.

Comimos excelentemente, en mi caso un estofado de ternera con patatas y cebolla que estaba delicioso y mi pareja un bistec ruso, que con las bebidas nos costó 16€ en total, restaurante muy recomendable en cualquier visita a Samarcanda. La anécdota curiosa es que estuvimos cenando frente a una gran pantalla de tv que nos iba mostrando imágenes en bucle de enclaves turísticos de nuestra tierra.

Como estaba bastante cerca el hotel fuimos andando.

9 de Mayo | SAMARCANDA – TASHKENT

Fábrica de la producción del papel antiguo

Continuamos con las visitas de Samarcanda. Primero fuimos a la Fábrica de la producción del papel antiguo, situada en una zona con canales de agua que son utilizados para mover los molinos que picaran la pasta de papel.

En el año 751 las tropas chinas invadieron el territorio de Asia Central, el gobernante de Samarcanda en aquella época Abu Muslim al derrotar en la batalla a las tropas extranjeras, capturó a más de 20 mil chinos. Entre los prisioneros había muchos artesanos que tuvieron que revelar sus secretos de fabricación. Así es como comenzó la fabricación de papel en Samarcanda.

Fábrica de la producción del papel antiguo

Durante el recorrido nos hicieron varias demostraciones de la fabricación del papel, finalizando, como suele ser costumbre, en la tienda de recuerdos. Una visita interesante y algo diferente de lo habitual en estos últimos días.

Observatorio Ulughbek

Al salir de la fábrica de papel, nos llevaron al famoso Observatorio Ulughbek, erigido por el conocido Ulugh Beg, también conocido como el Sultán de las Estrellas del siglo XV.

Considerado uno de los astrónomos y matemáticos más influyentes de su época, reconociéndosele incluso en la actualidad su enorme aportación a la astronomía , incluso se le ha puesto su nombre a un cráter lunar y a un asteroide descubierto en el siglo pasado, el (2439) Ulugbek. La Madraza de Ulugh Beg de la plaza Registán, era considerada en la época el mayor centro de astronomía de Asia.

Pero como las desconfianzas del poder religioso y las envidias por la parte familiar han existido en todas las épocas, convencieron al hijo de Ulugh Beg, llamado Abd ul-Latif, para que asesinara a su padre mientras este peregrinaba a la Meca. El observatorio fue totalmente destruido por fanáticos religiosos en 1449 y sepultado, hasta el año 1908 cuando el arqueólogo ruso Vladimir Viatkin lo encontró tras una incesante búsqueda, encontrando una parte del inmenso sextante Fakhri.

Al entrar en el parque frente al observatorio, subiendo una escalinata nos encontramos con la estatua de Ulugh Beg, donde se estaban haciendo unas fotografías unos recién casados.

Un poco más arriba visitamos los restos del sextante, que me sorprendió lo grande que era, nunca he visto un sextante de tales dimensiones, dicen es el sextante de piedra más grande del mundo, originalmente tenia once metros de largo y tres pisos de altura.

Entramos al pequeño museo donde nuestro guía Mamur nos explicó la vida, investigaciones y conquistas de Ulugh Beg en tiempos del Imperio Timúrida.

Complejo Arquitectónico Necrópolis Shakhi-Zinda

La necrópolis de Shakhi-Zinda, también llamada la avenida de los Mausoleos, fue construida inicialmente en el siglo IX, donde se encuentra la tumba de Qusam Ibn Abbas, primo de Mahoma encargado de llevar el Islam a Uzbekistán.

Complejo Arquitectónico Necrópolis Shakhi-Zinda

Es un famoso lugar de peregrinación del pueblo uzbeco, razón por la cual está perfectamente conservado a pesar de los miles de fieles que lo visitan cada día. Sorprenden la hermosas cerámicas que decoran la fachadas de los sepulcros en colores azulados y turquesas. Una de las tumbas más visitada es la de Shadi Mulk Aga, construida en 1372.

Hicimos todo el recorrido visitable, subiendo las escalinatas junto a decenas de fieles, pasando junto a las tumbas y mausoleos de varios componentes de la familia real y de dignatarios timúridas.

Finalizando el recorrido en la «presunta según nuestro guía» tumba de Qusam Ibn-Abbas, que defendió la ciudad durante varios ataques.

Complejo Arquitectónico Necrópolis Shakhi-Zinda

El guía nos explicó que según la leyenda, Qusam Ibn-Abbas sigue con vida bajo la necrópolis, por eso se la llama, Shah-I-Zinda, que significa «Tumba del Rey Vivo».

Mezquita Hazrati Hizr

La Mezquita Hazrat Hizr  fue construida en el siglo XIX, sobre las ruinas de una mezquita del siglo XI  llamada «el lugar de las banderas musulmanas», junto a esta se ha construido el mausoleo del anterior presidente de Uzbekistán, Islom Karimov al que varios fieles estaban venerando durante nuestra visita. Esta prohibido hacer fotografías o vídeos del interior.

Mezquita Hazrati Hizr

Mezquita Bibi-Khanum

Cruzamos el puente que cruza la amplia autovía y comunica la Mezquita Hazrat Hizr con la zona donde están el Mausoleo de Bibi-Khanym, el Bazar Siab y la Mezquita Bibi-Khanum.

Mezquita Bibi-Khanum

El guía nos contó que la Mezquita fue construida en el siglo XIV por orden de la esposa favorita china de Tamerlán, llamada Bibi Khanum, para darle una sorpresa cuando regresara de una larga campaña militar en India, contratando a los mejores expertos de Asia Central para que fuera el templo más grande y hermoso del mundo islámico, grande ya os puedo asegurar que lo es, solo tenéis que ver las fotografías en comparación con lo pequeña que se ve la gente a sus pies.

En la zona interior nos encontramos con un patio abierto flanqueado por dos mezquitas y en la parte central del patio pudimos ver un inmenso Corán de mármol abierto dentro de una vitrina.

Mausoleo de Bibi Khanum

El mausoleo está situado, al otro lado de la avenida, frente a la mezquita del mismo nombre, el Mausoleo de Bibi Khanum , que como he comentado con anterioridad era la esposa favorita china que mandó construir la mezquita. En esta ocasión solo visitamos su exterior donde destaca la cúpula de azulejos turquesa.

Mausoleo de Bibi Khanum

Bazar Siab

Como faltaba todavía media hora para el almuerzo, fuimos a visitar el Bazar Siab, que como coincidió con un día festivo, estaba funcionando a medio gas, por lo que no pudimos disfrutar del ajetreo típico de un mercado pues solo habían muy pocas paradas abiertas.

Restaurante Zargaron

Llegada la hora del almuerzo, teníamos reservado en el Restaurante Zargaron, situado junto a la Mezquita Bibi-Khanum, donde comimos varios platos tradicionales, repitiendo con el plov, pollo a la brasa y ensaladas variadas con cilantro.

A media tarde, nos trasladamos hacia la estación de Samarcanda para coger el tren Talgo o (Afrosiab) con destino Taskent, vaya diferencia de velocidad con el tren ruso, había un contador de velocidad e íbamos a más de 200 kilómetros por hora, por lo que llegamos a la capital de Uzbekistán en poco más de dos horas.

Nos alojamos en el mismo hotel que los primeros días y para cenar en Taskent fuimos andando hasta el Restaurante Registan situado en la calle Mukimi, 15 a orillas del canal Burtjar, desde fuera no se aprecia, pero en su interior dispone de varias terrazas junto al canal.

El único inconveniente es que la carta está solo en ruso o uzbeco, pero con paciencia y buena voluntad conseguimos entendernos. Se puede pagar con tarjeta de crédito, aunque la mayoría de camareros no lo sabían y tuvimos que hablar con el responsable, pues es lo primero que le pregunté al entrar, al ser el ultimo día nos habíamos quedado sin efectivo. Un restaurante uzbeco muy recomendable.

10 de Mayo | TASHKENT – ESTAMBUL – BARCELONA

Como suele ser habitual en los viajes, siempre llega el momento triste de la despedida, pero siempre nos queda la esperanza de nuevos proyectos mientras haya salud, como se suele decir.

Los vuelos de regreso fueron todos en hora y aproveche para ver unas cuantas películas más ofrecidas por Turkish airlines.

Llegamos a Barcelona las cinco de la tarde, recogimos el coche de la T1 y para casa.

Mis sensaciones de Uzbekistán:

He regresado de este fantástico país con ganas de haber prolongado más tiempo nuestra estancia, a parte de tener unos monumentos impresionantes, el trato con sus habitantes ha sido siempre de amabilidad y simpatía, en nuestras largas caminatas por la ciudades hemos podido pasear con tranquilidad por todos los rincones, siendo un país muy seguro y tranquilo. Quedándonos en el corazón con un agradable recuerdo de los uzbecos y su precioso país.

Espero que os haya gustado el diario de nuestro viaje a Uzbekistán.

Recuerda si te ha gustado el diario dale a “me gusta” y si te parecen interesantes nuestros diarios de viajes haz clic en “Seguir”, muchas gracias.

Si estás planeando una visita a Uzbekistán y tienes cualquier pregunta no dudes en enviarme un mensaje e intentare solucionarte cualquier cuestión.

Enlaces para organizar tu viaje

7 comentarios en “Viaje a Uzbekistán”

  1. Maravilloso blog y maravillosa la crónica de Uzbekistán. Os habéis pegado un buen tute para recorrer uno de los países que tengo pendientes de visitar.
    La narración es muy interesante y dejas muchos detalles sobre los lugares, modo de moverse e historia.
    Enhorabuena por tu gran aporte a los viajeros.
    Creo que antes de visitar el siguiente país deberías aprender en el idioma local «sin cilantro por favor».
    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s