Que ver en Sintra

Visitamos la preciosa ciudad turística portuguesa de Sintra, situada en la ladera de las montañas del mismo nombre, como parte de nuestra ruta de dos semanas por la Península Ibérica (aquí os dejo el enlace por si queréis ver la ruta al completo), recorrimos algunos de sus palacios y quintas en un día, alojándonos una noche en una quinta / hotel en la misma ciudad, la zona da para visitarla durante más tiempo, así que si disponéis de más días mejor, en nuestro caso tan solo disponíamos de un día completo.

Suscríbete a mi Canal de YouTube

Algunos datos sobre Sintra

Es una ciudad turística rodeada de colinas boscosas, en ella se edificó durante el siglo XV el Real Monasterio de Nossa Senhora da Pena, lo que propició la construcción a su alrededor de varias quintas y palacios. En diciembre de 1995 fue declara Patrimonio de Humanidad por las UNESCO.

Fue fundada junto con Lisboa por los romanos bajo el nombre de Olissipo, pasando posteriormente a manos musulmanas y noruegas hasta que fue recuperada por Alfonso I de Portugal. Durante el reinado de Juan I se construyeron en la ciudad junto un Palacio Real, varios conventos y monasterios, siendo poblada por la aristocracia de la época que se construyeron varios palacetes y quintas con amplios jardines.

A finales del siglo XIX y principios de XX, Sintra empezó a recibir a una gran cantidad de turistas, urbanizándose varias zonas del municipio, destruyéndose, en el afán constructivo, varios edificios emblemáticos del patrimonio cultural hasta que finalmente recibieron la debida protección patrimonial.

Autobuses de Sintra

Cómo llegar a Sintra

Para llegar a Sintra desde Barcelona disponemos de varias opciones, la más rápida es ir en avión a Lisboa y coger el autobús hasta el centro de la Villa, en Vueling y en TAP hay algunas ofertas interesantes, otra opción es ir en autobús desde Barcelona pero son 20 horas de trayecto, en nuestro caso fuimos con nuestro propio coche desde Barcelona como parte de la ruta anteriormente mencionada.

Tours y Excursiones en Sintra

Cómo moverse por Sintra

Circular en coche para visitar los palacios y quintas es una misión casi imposible, nosotros lo intentamos y fue una perdida de tiempo, así que lo mejor es dejar el coche en los aparcamientos de pago o zona azul y utilizar los autobuses. El precio del bus es de 3,9€ por trayecto o se puede comprar el abono de todo el día por 11€, donde podrás coger tantas veces como quieras los autobuses.

Aquí tu Free Tour por Sintra

Donde alojarse en Sintra

Sintra dispone de más de 280 alojamientos según la app de booking , por lo que no tendréis problema en encontrar el que más os encaje usando las aplicaciones habituales, en nuestro caso nos alojamos en el siguiente hotel :

Casa Holstein Quinta Sao Sebastiao, Rua/Travessa São Sebastião, 3, (1 noche), situado muy cerca de la estación, un hotel excepcional, ubicado en una quinta con grandes espacios de jardín, aparcamiento incluido , lo ideal es ir directamente al hotel a dejar el coche, a pesar que nosotros no lo hicimos por desconocimiento.

Nuestro trayecto a Sintra desde Extremadura

Como las restricciones Covid para entrar en Portugal no estaban nada claras, no sabíamos que nos encontraríamos, en nuestro caso tenemos el certificado de vacunación completa, pero no quedaba claro si entrando por vía terrestre había que llevar una PCR también o no, por lo tanto no habíamos reservado el hotel por si acaso al final no podíamos entrar al país.

En ruta hacia Portugal

El trayecto fue inquietante, a partir de Badajoz éramos los únicos que circulábamos por la autopista, a excepción de algún que otro camión, pero muy pocos. Sin darnos cuenta ya habíamos pasado la frontera y el peaje, nadie nos pidió ningún justificante ni nada.

Llegamos a Sintra en unas tres horas aproximadamente, ahí empezó nuestra odisea para aparcar el coche, primero el GPS nos quería llevar por una carretera de uso restringido, al desviarme para evitar una posible sanción, el GPS añadió 20 minutos de golpe y porrazo.

Mi recomendación es que si viajáis a Sintra no intentéis llegar a las Quintas en coche, aparcad en el primer aparcamiento que encontréis o si os alojáis en un hotel con aparcamiento ir directamente a dejar el coche y coged los autobuses o los tuk tuk para hacer las visitas.

Después de un gran rodeo volvimos al centro de Sintra, donde encontramos una plaza libre, pero al aparcar se me acercó el responsable de la zona azul y me dijo que solo podía estar 4 horas, según mis cálculos emplearíamos más tiempo en visitar los tres palacios/quintas que queríamos ver, por lo que preferí buscar un aparcamiento de barrera sin tener un límite de tiempo, dimos otras dos vueltas más con el coche y por fin encontramos el aparcamiento deseado. Mi consejo si vais a Sintra es que no os compliquéis, cuando veáis el primer aparcamiento de pago dejad el coche.

Entre unas cosas y otras habíamos perdido una hora dando vueltas con el coche, menos mal que en Portugal es una hora menos como en Canarias lo que nos hizo recuperar algo de tiempo.

Para ir hacia el Palacio da Pena cogimos el autobús 434, como he comentado antes, hay la opción de pagar cada trayecto 3,9€ o comprar el abono de todo el día 11€, donde podrás coger tantas veces como quieras los autobuses, nosotros nos decantamos por el abono.

Palacio da Pena

Llegamos a los pies del palacio bajo una intensa niebla, quedándonos en un principio sin apenas poder ver el paisaje ni la parte alta de los torreones, por suerte el tiempo fue mejorando con el transcurso de la visita, abriéndose pequeños espacios en la niebla que nos permitieron ver mejor el paisaje azotado por un persistente viento en las zonas altas de las terrazas.

Subiendo hacia el Palacio da Pena

Compramos las entradas que tienen un precio de 10€ y el horario es de 9 a 18h. Aquí os dejo el enlace para comprar las entradas.

Palacio da Pena

El palacio castillo está pintado de vivos colores, rozando lo hortera, pero para gustos colores y en este caso nunca mejor dicho, según hemos leído fue una de las principales residencias de la familia real portuguesa durante el siglo XIX, siendo una de las máximas expresiones del estilo romántico del siglo XIX en Portugal.

Inicialmente fue el emplazamiento de una ermita dedicada a Nossa Senhora da Pena durante el siglo XII, quedando destruida tras el terremoto de 1755, siendo recuperada por Fernando II para construirse una casa de veraneo para la familia real, edificando el palacio tal cual lo podemos ver actualmente, el cual fue declarado Monumento Nacional en 1910 y la UNESCO declaró el Paisaje cultural de Sintra patrimonio de la humanidad en 1995.

Una vez finalizamos la visita del palacio, nos dirigimos a sus amplios jardines , pero como empezó a lloviznar solo vimos una parte de estos.

Quinta da Regaleira

Para ir hacia la siguiente visita, la Quinta da Regaleira, tuvimos que coger el autobús 434 en la parada del palacio da Pena de regreso a Sintra centro y allí cambiar al 435 que nos dejaría en la puerta, pero como faltaba todavía media hora para que saliera el segundo autobús, decidimos ir andando, pues la quinta estaba a solo 15 minutos.

Quinta da Regaleira

Esta Quinta tiene muchísimo más encanto que el palacio da Pena para mi gusto, compramos la entrada que tiene un precio de 10€ y el horario es de 10 a 17:30h. Aquí os dejo en enlace para la compra de la entradas.

La Quinta da Regaleira o Palacio da Regaleira, también llamado Palácio do Monteiro dos Milhões por el apellido y el apodo de su primer propietario Don António Augusto Carvalho Monteiro, fue edificada entre 1892 y finalizada en 1910, está construida sobre un terreno de cuatro hectáreas con preciosos jardines, lagos y varias grutas, dichos lugares están inspirados en la alquimia, la masonería y los templarios, temas a los que era muy aficionado su propietario.

Mapa de la Quinta da Regaleira

Una vez superamos la zona de taquillas, nos dirigimos hacia su principal atracción, el Pozo Iniciático, una especie de torre a la inversa que desciende a más de 27 metros hacia el interior del terreno mediante una escalera en espiral, hasta llegar a unas cuevas.

Pozo Iniciático

Una vez en la parte baja del pozo hay que subir por el camino otra vez para poder seguir visitando los jardines, recorrimos todos los caminos de la quinta, la gruta de la Virgen, el pozo imperfecto, el lago de la cascada, la fuente de la abundancia y la capilla.

Como había llegado la hora de almorzar, decidimos comer en el bar de que dispone el recinto, situado bajo el palacio. Después de comer salimos de la quinta para coger el autobús 435 que nos llevaría hacia el Palacio da Monserrate.

Palacio de Monserrate

Tras más de media hora de espera por fin llegó el autobús que nos dejó en la puerta del Palacio de Monserrate, compramos la entrada que tiene un precio de 8€ e iniciamos la visita.

Palacio de Monserrate

De los tres palacios que visitamos es el que tiene el jardín más elaborado, con una gran variedad de especies exóticas de todo el mundo, en cuanto al palacete romántico con influencias góticas e indias, fue otro capricho de millonario, mandado construir en 1858 sobre las ruinas de una mansión neo-gótica anterior como quinta de veraneo familiar por Sir Francis Cook I, vizconde de Monserrate, ciudadano inglés que hizo fortuna en la industria textil, atrayendo en su época a numerosos visitantes británicos especialmente escritores.

Recorrimos los jardines hasta que la luz de día estaba decayendo, momento en el cual abandonamos el palacio, cogiendo el autobús 435 que nos dejaría en el centro de Sintra.

Sintra centro

Cogimos nuestro coche para ir al hotel reservado, la Casa Holstein Quinta de Sao Sebastiao, en un par de intentos acertamos la calle correcta y llegamos al hotel, una auténtica pasada, una quinta a pocos metros del centro con un gran jardín y espacio para aparcar, si lo llegamos a saber podíamos haber dejado el coche todo el día. Un hotel muy recomendable, habitaciones muy cuidadas, un buen desayuno, el personal muy amable y en un edificio espectacular.

Para cenar decimos ir al centro de la población, pero como era un día entre semana no festivo, habían pocos restaurantes disponibles, al final nos decidimos por un restaurante que estaba situado en la calle R. Padarias, lástima que se me olvidó apuntarme el nombre, comimos un par de ensaladas, una de frutas y otra de atún y de postre una mouse de chocolate casera delicioso.

Tras la cena recorrimos las calles del centro disfrutando de la iluminación navideña, pasando frente al ayuntamiento y el Palacio Nacional de Sintra, regresando al hotel.

A parte de los palacios que visitamos nosotros, si se dispone de más días se puede visitar la zona del litoral con varias playas como la Praia das Maças o el Cabo da Roca, también se pueden visitar el Castelo dos Mouros, el Palacio de Seteais y el Palacio Nacional de Sintra, todo depende de cuantos días se dispongan para ello.

Al día siguiente

Salimos de Sintra después de un completo y delicioso desayuno ofrecido por el hotel. Nuestra primera parada sería la famosa población surfista de Nazaré.

Desayunando en Sintra

Si os estáis planteando una visita a Sintra y tenéis cualquier pregunta no dudéis en enviarme un mensaje e intentaré solucionaros cualquier cuestión.

Tours y Excursiones en Sintra

Espero que os haya gustado el diario de este viaje. Recuerda si te ha gustado el diario dale a “me gusta” y si te parecen interesantes nuestros diarios de viajes haz clic en “Seguir”, muchas gracias.

Enlaces para organizar tu viaje

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s