Australia #2, Adelaida y Kangaroo Island

Continuación de ruta

Melboune y vuelo a Adelaida

Día 4 de Agosto, hoy nos recogían del hotel de Melbourne para llevarnos al aeropuerto a las 9:45, por lo que nos levantamos muy temprano y aprovechando que teníamos el coche de alquiler todavía acercarnos a Santa Kilda para intentar ver los pingüinos, en principio no es época (de octubre a abril), pero por probar no cuesta nada, lástima que nos equivocamos de lugar, pues fuimos al muelle equivocado, el bueno es el muelle de los veleros, no el de las motoras al que fuimos nosotros, aun así visitamos algo la playa, pues no teníamos tiempo de más, St Kilda es independiente de Melbourne, pero está muy cerca de la ciudad , vimos el parque de atracciones Luna Park, que estaba cerrado a esas horas de la mañana y gente corriendo haciendo footing. Volvimos al centro para devolver el coche en Hertz y después al hotel para la recogida.

Vistas Santa Kilda
Luna Park

Volamos hacia Adelaida, esta vez ya con un avión más pequeño, nuestro avión salía a las 13:30h., el tiempo, tal y como íbamos llegando a Adelaida era bastante malo con viento y llovizna, no os cuento los botes que pegaba el avión en el aterrizaje, que tensión, pero bueno, llegamos bien sobre las 14:30h.

Adelaida

Al hacer bastante viento, el frío se notaba más que en Melbourne y encima a ratos lloviznaba, dejamos las maletas en el Hotel (Mercure Adelaide Grosvenor ), y nos dispusimos a visitar la ciudad con sus construcciones estilo Nueva Orleans, es curioso, todo y que no está mal, es menos atractiva que Melbourne, los lugares turísticos son, la Mortlock Library, el Paseo Glenelg, The Rundle Mall Pigs que es una zona comercial donde hay unas estatuas de cerdos de bronce, al final del paseo está la catedral de St Peter´s, y al otro lado del parque El Mercado Central, que nos sirvió de refugio porque entonces empezó a llover un rato.

Si os da tiempo, que a nosotros no nos dio, el puerto, el jardín botánico y los museos varios.

Zona comercial Adelaida

Es un paseo agradable, a pesar del tiempo, y como la ciudad no es muy grande se puede hacer todo a pie, aunque también hay tranvías para irse desplazando. Tal y como iba oscureciendo volvimos la hotel para dejar las cámaras y bolsas e ir a cenar en uno de los múltiples restaurante de la zona, como el hotel estaba muy bien situado en el centro, justo frente a la estación central, hay muchos restaurantes para elegir.

Nosotros elegimos uno que parecía un Pub irlandés, pero que no recuerdo su nombre.

La Reina Victoria

Con el fresquito que hacía, después de cenar, no apetecía pasear más por lo que regresamos al hotel., además la recogida del día siguiente era a las 6:20h de la madrugada.

Kangaroo Island

5 de Agosto, hoy tocaba madrugón, nos recogiéron los del autobús de la excursión contratada a las 6:20h.

En cuanto llegó el autobús nos avisan de que debido a estado del viento y de la mar, podremos ir a la isla pero no nos garantizan volver a la hora convenida, pero que no nos preocupemos que si tenemos que quedarnos a dormir allí, nos buscarán un hotel para regresar al día siguiente, les dijimos que ok,  si que íbamos, subimos al autobús y nos pusimos en marcha.

Trayecto hasta Cape Jervis

La duración del trayecto fue de una hora, pasando por zonas vinícolas, zonas de árboles frutales, todo muy verde con rebaños de vacas, parecía Asturias, desde luego no es la imagen que tenemos en la mente de Australia, nos cruzamos con varios grupos de canguros salvajes, pero imposible hacer la foto, en un momento que paro el autobús pude hacer una toma de vídeo solo, ¡¡¡ por fin vemos canguros !!!.

Cape Jervis

llegamos a Cape Jervis donde nos estaba esperando el ferri para llevarnos a Kangaroo Island, allí nos dejo el autobús y subimos casi corriendo al ferri, nuestra amiga se entretuvo un momento y cuando se dio cuenta ya estaban quitando la pasarela, le fue de un pelo de no quedarse en tierra.

El trayecto es de una media hora, por desgracia ese día estaba el mar picado y mi hijo se mareo bastante, por lo que se me hizo más largo. Por fin llegamos a la Isla donde nos recogió otro autobús para empezar la excursión, cogimos un día muy ventoso, y el frío se dejaba notar bastante.

Oficina de correos

Empezamos por una granja que es una destilería de eucalipto, se llama la Emu Ridge Eucalyptus donde nos hicieron un tour guiado explicándonos , en inglés, el proceso del destilado del eucalipto, es una visita un poco flojilla, pero entretenida, justo en la parte de atras de la tienda estaban descansando un par de canguros.

Emu Ridge

A continuación fuimos a comer al Vivonne Bay Bistro, tipo self service, con poca variedad de comida, pero bastante bueno, después de comer nos llevaron al parque de conservación Seal Bay, aquí empezó una lluvia fina y con el viento que hacía , fue un poco molesto, tanto para hacer fotos, como para estar en plan contemplativo con los chubasqueros puestos, dicen que es una de las mayores colonias de leones marinos, los paisajes con los leones marinos son una maravilla .

Seal Bay

Un baño en Seal Bay

Continuamos a Raptor Domain, donde en un recinto cubierto, nos hicieron la exhibición de aves rapaces, y otras aves autóctonas curiosas, muy entretenida e interesante.

Raptor Domain

Cada vez hacia mas viento, pero por lo menos paro de llover. Por ultimo nos llevaron al parque Kangaroo Island Wildlife, donde pudimos ver de cerca los koalas, dar de comer a canguros que están recuperados de enfermedades o que se han quedado sin sus madres y algunos animales más, como el casuario, una especia de emú con muy mala uva, parece salido de Jurasic Park, en la pata tiene una uña de 12 cmts., que si se mosquea intenta clavártela.

Kangaroo Island Wildlife
el Koala
Dingos

Después de esto ya nos dejaron en el hotel para acomodarnos, cenamos en el mismo hotel, tampoco había ningun restaurante más alrededor y nos fuimos a dormir .

Seguimos en Kangaroo Island

6 de Agosto, segundo día en Kangaroo Island, amaneció con un día espléndido y soleado, delante del hotel teníamos la bahía de los pelícanos, que mientras esperábamos el transporte, fuimos a admirar sus vistas, después de desayunar nos recogieron y nos llevaron a la granja Clifford´s Honey donde vimos y probamos la miel, después de una breve explicación de su elaboración.

bahía de los pelícanos

Hacia el mediodía empezó otra vez a soplar el viento, pero de momento hacia sol, fuimos al centro de visitantes de Hanson Bay para comer, que fue muy similar al del día anterior, correcto pero poco variado, después de comer pudimos hacer un paseo por el bosque de los alrededores, observando los eucaliptos y de tanto en tanto en alguno había un koala, por lo menos vimos 5 o 6 koalas, lógicamente les echamos un montón de fotos.

Hanson Bay

Vuelta al autobús y cruzamos el Flinders Chase, dicen uno de los parques de conservación más grandes de Australia, lugar de paso para recorrer la costa del parque, es impresionante cuando lo ves desde un punto alto, lo que parece un valle lleno de matorrales, son realmente eucaliptos grandísimos pegados unos a otros formando una gran alfombra de color verde azulado.

La siguiente parada fue las Remarkable Rocks, aquí el viento era fortísimo y con muchísima mala mar, me parece que hoy no volvemos, pensamos todos, la rocas están apelotonadas frente al mar, con unos colores preciosos del azul junto las piedras blancas y rojizas.

Remarkable Rocks

Cuando ya estábamos todos satisfechos de hacernos fotografías, volvimos al autobús para ir al Admiral´s Arch, unas rocas frente al mar que quedaban espectaculares con las olas tan altas rompiendo contra ellas, no me gustaría estar allí en medio en un bote.

Admiral´s Arch

En la parte izquierda, más a cubierto, bajando unas escaleras de madera, había una colonia de focas de Nueva Zelanda, con una gruta escavada en la roca, donde hacia un viento horroroso, después de la visita a las focas termino la visita.

focas de Nueva Zelanda

Pero como ya nos temíamos, cancelaron el ferri de vuelta, nos dieron la opción de volver en avioneta, que con el viento que hacia, me puedo imaginar los meneos, quedarnos en la isla a dormir y esperar a que saliera el ferri, elegimos la segunda opción, primero dijeron que saldría a las 23 h. y al final confirmaron que seria las 4 de la madrugada.

Nos buscaron un hotel cerca del puerto, que tuvimos que pagar de nuestro bolsillo, aunque nos lo ha devuelto la agencia al haber contratado la excursión con ellos ,a través del seguro de viaje.

Fuimos a dormir para volver a pegarnos otro madrugón al día siguiente, menos mal que nos alojamos en un hotel muy cerca del puerto.

Siguiente parada ¡ Sidney !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s