Ruta por TAILANDIA en 15 días

Qué ver en una Ruta  por TAILANDIA de 2 semanas

Como he comentado en mi anterior entrada de nuestra Ruta por Malasia en una Semana , os lo dejo enlazado por si queréis visitarlo, en el momento de preparar el viaje pospandémico de este verano 2022, nos apetecía regresar al Sudeste Asiático con la idea, de combinar dos países para sacar más rendimiento de unos vuelos tan largos.

Valoramos en un principio visitar Myanmar (Birmania) y Tailandia, una idea que ya teníamos en 2020 cuando empezó la pandemia, pero nos lo desaconsejaron , pues tras el golpe militar el ambiente no es muy propicio en Birmania, así que finalmente combinamos Tailandia con Malasia.

Suscríbete a mi Canal de YouTubeMuchas gracias!

Pensamos que a causa de la reciente pandemia, países como Japón, China, Corea de Sur y Rusia estaban cerrados todavía a los viajes, así que seria un momento propicio para visitar Tailandia, un país al cual siempre hemos ido aplazando su visita a causa de la gran cantidad de turistas que lo recorren cada año, en 2019 fueron casi 40 millones de turistas que invadieron sus playas y templos, unas imágenes que habíamos visto en varios reportajes lo que provocaba que no nos atrajera demasiado, incluso algunos amigos viajeros nos habían comentado que el país era precioso pero que les había decepcionado la marabunta de gente que encontraron por todos lados.

Un poco de información de Tailandia 

Moneda: Baht Tailandes (BAT). La conversión es 1 ringgit = 0,27 Euros. Para facilitar el calculo mental es quitarle los dos ceros al precio y multiplicar el resultado por tres
Cuando ir : Como su clima es tropical, normalmente hace calor con bastante humedad, teniendo en cuenta que el monzón empieza en abril/Mayo y termina en octubre, pero suelen ser lluvias intensas puntuales y el resto del día se esta bien. La época seca es de Noviembre hasta Marzo con días soleados de bastante calor en el Sur y de Noviembre a Enero un poco frío en el Norte. En nuestro caso que estuvimos en el mes Agosto aun así nos llovió poco.
Documentación y visados : Se exige un pasaporte con un período mínimo de validez de seis meses, para entrar al país no hace falta ningún visado para viajes menores a tres meses. A causa del Covid-19 de momento piden presentar certificado de vacunación.
Tarjetas: En algunos lugares solo aceptaban metálico, pero las tarjetas nos las aceptaron en todos los hoteles, restaurantes y la mayoría de las tiendas, aunque recomiendo cambiar algo de moneda en el aeropuerto por previsión .
Teléfono: funcionan perfectamente en todo el país siempre que estén activados para Tailandia, pero los precios de roaming son muy caros, lo mejor es comprar una tarjeta SIM, nosotros compramos una en el 7-Eleven a muy buen precio 20€ para 14 días.
Internet: hay Wifi en los principales hoteles y restaurantes, siendo muy fácil de estar conectado a menudo.
Seguridad: país totalmente seguro, tomando la precauciones básicas en las zonas muy concurridas, pero nuestras sensaciones fueron de total seguridad.
Vacunas: No hay ninguna obligatoria, de recomendadas :Tétanos-difteria/Tétanos-difteria-tos ferina, Triple Vírica, Hepatitis A. En cuanto al Covid-19, de momento piden vacunación completa.
Electricidad: voltaje de 220 Voltios, los enchufes son el tipo A/B/C como en España.
Diferencia horaria: en verano 5 horas más que en España.

Un poco de historia deTailandia

En un inicio  existieron varias civilizaciones en la edad de bronce y la del hierro durante miles de años, pero si avanzamos unos siglos más adelante, en el siglo IX hasta el siglo XI, la zona estaba gobernada por una civilización conocida como los Mon que formaban parte de los jemeres (Khmers), se considera que la fundación del Reino de Siam (Tailandia) como tal fue en el siglo XII, cuando se sublevaron del dominio Khmer fundando Sukhothai que significa amanecer de la felicidad, estableciendo el reino Tailandés, este fue sometido por el reino de Ayutthaya en el año 1365, adelantándonos unos siglos más, en 1767 la ciudad fue destruida por el ejército Birmano, desplazando la capital a la ciudad de Thon Buri durante 15 años, hasta que en 1782 se instauró Bangkok como capital.

Los tailandeses están orgullosos de que nunca han sido invadidos aunque para ello tuvieron que negociar y ceder algunos territorios a los invasores europeos, actualmente se considera que tienen una monarquía constitucional, aunque el rey ostenta bastante poder de decisión política, solo hay que ver que nos encontramos decenas de fotografías gigantes del rey y la reina madre por doquier.

Cómo llegar a Tailandia

Para llegar desde Europa no hay más remedio que encontrar el vuelo que mejor se adapte a nuestro presupuesto. Nosotros reservamos los vuelos a finales de Mayo con Qatar Airways, justo el día anterior habíamos encontrado una oferta más interesante de Emirates, pero cuando quisimos reservar ya no estaba disponible, así la siguiente era de Qatar, volamos a Kuala Lumpur con Qatar Airways y de Kuala Lumpur a Bangkok, a pesar que habíamos reservado con Qatar Airways, volamos con Malaysia Airlines.

Qatar Airways

Cómo moverse por Tailandia

El país recibe turismo desde hace muchísimos años por lo que los sistemas de transporte están muy bien preparados para un gran volumen de turistas, aunque nosotros nos decantamos por hacerlo mediante rutas organizadas, la verdad es que el país se puede visitar perfectamente utilizando el transporte publico o mejor aun alquilando algún vehículo ya sea moto o coche para poder moverte más libremente, nosotros alquilamos un coche en Krabi, hay que tener en cuenta que es obligatorio llevar el permiso de conducir internacional por lo que si te para la policía y no lo tienes te ponen una sanción de 500 Bats, en nuestro caso, sinceramente cuando me acorde ya era tarde y como ahora para pedir audiencia en tráfico es muy complicado, no lo llevaba y por suerte no nos lo pidieron.

Nuestro coche de alquiler en Krabi

Dónde alojarse en Tailandia

Como he comentado, Tailandia recibió en 2019 casi 40 millones de turistas, así que dispone de una gran oferta hotelera de variados precios, desde los muy económicos que fueron los que eligió nuestro hijo cuando visitó el país hace unos años atrás y pagaban 3 dólares por una habitación hasta lujosos resorts con infinidad de servicios a un precio muy interesante.

Vistas de Bangkok desde la habitación del Hotel

Los hoteles que reservamos fueron:

Bangkok :   JC Kevin Sathon Bangkok Hotel, calle  36 Naradhiwas Rajanagarindra Rd, Yan Nawa,  Sathon, Bangkok 10120, telefono : +6622109000.

Río Kwai : River Kwai Resotel, 55 Moo 5 Tambol Wangkrajae, Amphur Saiyoke, 71150, Tel: +66.2.247.5373.

Sukotai :  Legendha Sukhothai Historical Park Resort , 214 Moo 3 Tambon Muangkao Amphur Muang, Sukhothai 64210, telefono : +66.0.55.697.215.

Chamg Rai : The Riverie by Katathani Chiang Rai, 1129 Kraisorasit Rd, Vieng District, Muang, Chiang Rai, 57000,  teléfono : 66 (0) 53 607999

Chiang Mai : RatiLanna Riverside Spa Resort , 33 Changklan Road, Muang, Chiang Mai – 50 100, Tel: +66.0.53.999.333

Krabi : Chada Thai Village Resort, 260 Ao Nang, Mueang Krabi District, Krabi 81000, teléfono :  +66 75 637 710

Bangkok

Llegamos a Bangkok desde Kuala Lumpur en vuelo de Malaysia Airlines  tras nuestra ruta de una semana por Malasia.

Embarque del vuelo de Kuala Lumpur a Bangkok

Con nada más y nada menos que 1500 kilómetros cuadrados nos recibió Bangkok con los brazos abiertos, sobretodo teniendo en cuenta que acababan de abrir tras más de dos años por la pandemia que han estado cerrados al turismo, nos dijo la guía que los españoles y franceses éramos de los primeros turistas que llegábamos, de los países restantes no vendrían hasta octubre.

Si los tailandeses son ya de por si muy amables, se les notaba a todos los que viven del turismo especialmente ilusionados y agradecidos de poder empezar otra vez a trabajar aunque fuera a medio gas.  

30 de Julio | Bangkok

Aterrizamos en el relativamente nuevo aeropuerto Internacional Suvarnabhumi de Bangkok, a la una  y media del mediodía, mientras esperábamos las maletas, aproveche para indagar sobre los precios de las tarjetas SIM para el móvil pues era bastante recomendable tener datos durante las dos semanas que estaríamos por el país, mi sorpresa fue que solo aceptaban metálico en bahts, por lo menos en las que pregunté, pero no tiene importancia pues nos habían recomendado comprar la tarjeta SIM en el 7 eleven que las tienen a muy buen precio.

Distrito financiero central de Bangkok

Ya con las maletas en nuestro poder, he de reconocer que me preocupaba un poco que en el transfer de solo una hora en Kuala Lumpur, no les diera tiempo a cambiarlas de avión, pero por suerte funcionó a la perfección.

Pasado el control de policía de fronteras, que por cierto fue bastante ágil, salimos a la terminal donde nos estaban esperando puntualmente con el típico letrero los del transporte al hotel.

Al ser fin de semana el tráfico era bastante fluido, solo tardamos 50 minutos en llegar al hotel, nos explicaron que entre semana se suele tardar un par de horas en llegar al hotel a causa del intenso tráfico, menos mal, porque queríamos empezar cuanto antes con las visitas.

JC Kevin Sathon Bangkok Hotel

Nuestro hotel el JC Kevin Sathon Bangkok Hotel, estaba en la zona financiera, un poco alejada de centro, pero cerca de una estación del skytrain, bastante útil para depende a que zonas de Bangkok necesitas desplazarte.

El hotel había cambiado de nombre hacia poco, de ahí que cuando mencionábamos su nombre casi nadie lo conocía, es un inmenso edificio con excelentes vistas, incluso tiene una terraza panorámica donde tomar un cóctel, pero de momento estaba cerrada a causa de la pandemia, en teoría iban a abrirla en un par de semanas, el único inconveniente era que no tenían aire acondicionado en los pasillos de acceso a las habitaciones y como tenía unas inmensas cristaleras por todos lados hacia bastante calor durante el trayecto del ascensor a la habitación.

Una vez instalados, salimos a hacer un reconocimiento de los alrededores, dirigiéndonos en primer lugar al edificio Lebua State Tower, edificio construido en 2001, donde se encuentra el Skybar Sirocco, el cual disfruta, según mi opinión, de las mejores vistas panorámicas de Bangkok. Este bar-restaurante se hizo muy famoso tras salir en la película «Resacón en Tailandia».

Torre  King Power Mahanakhon

De camino hacia el Skybar, nos detuvimos en un 7 Eleven para comprar la tarjeta SIM para 14 días, tenia un precio de 20€ con datos ilimitados, además muy amablemente me la instalaron en el móvil y todo.

Sri Maha Mariamman Temple

Pasamos frente al templo hindu Sri Maha Mariamman Temple, fue fundado en 1873 por K. Thamboosamy Pillai para ser utilizado exclusivamente por la familia Pillai, hasta que en 1920 decidieron abrirlo al público. Es de acceso gratuito, tan solo había que superar los controles Covid.

Sri Maha Mariamman Temple

Skybar Sirocco

Una vez  bajo el inmenso rascacielos del Lebua State Tower, situado en la calle 1055 Silom Road, unas amables azafatas nos fueron indicando hacia donde teníamos que dirigirnos para tomar el ascensor que nos llevaría hacia la planta 63.

Antes de subir nos hicieron dejar la mochila en el guardarropía, he de mencionar que ya habíamos leído que hay que ir con pantalón largo los hombres y sandalias cerradas, que no se vean los dedos , etc., en resumen que no parezcas un mochilero.

Al llegar arriba nos sorprendió que estábamos casi solos, cuando habíamos leído en varios blogs que solía estar abarrotado, pero por lo visto con la pandemia el turismo todavía no se ha recuperado.

Al salir del ascensor nos estaban esperando cuatro azafatas/camareras, una de ellas, nos acompaño amablemente hasta una mesa circular junto a la baranda de cristal del mirador, ventajas de estar solos, menos mal que al cabo de un rato llegaron un par de parejas más.

Al sentarnos nos entregaron la carta con sus bebidas a precios estratosféricos, de lo que ya estábamos informados de ello por otros blogs, en nuestro caso elegimos un combinado sin alcohol que nos costó 900 baht cada uno, es caro, pero si lo miramos desde la perspectiva de que subir a cualquier torre mirador suele costar entre 18 y 25€, ya no digamos los precios actuales de subir al Empire State que oscilan entre 44 y 77 dólares, aquí además te dan un coctel.

Estuvimos amortizando nuestra inversión hasta la puesta de sol , viendo el anochecer en la ciudad, desde esta terraza se disfruta de unas vistas fantásticas de la ciudad atravesada por el rio Chao Phraya, que le confiere un encanto muy especial, con su ajetreo de barcos navegando arriba y abajo transportando variados productos.

Cuando dejamos la terraza del Skybar que da al río, nos fuimos a la terraza de atrás donde esta el restaurante Sirocco Lebua Restaurant al aire libre , un lugar precioso, pero exageradamente caro, supongo que lo  hacen para filtrar su clientela, precisamente nos pidieron que no fotografiáramos la zona del comedor para privacidad de sus exclusivos clientes.

Dimos por finalizada la visita, bajando a la calle, dejando atrás ese mundo de exclusividad y regresando con los seres terrenales normales, dirigiéndonos  hacia la calle que lleva al Parque Lumphoni, pues nos comentaron que encontraríamos en la zona una gran variedad de restaurantes.

Patpong – Silom Soi

La realidad fue que nos adentramos en una zona orientada al turismo sexual, destacando la calle Silom Soi 4, una calle bastante corta dedicada al mundo gay y la calle Surawong Road dedicada a las salas de girls, internacionalmente más conocido como “Barrio Rojo”. Precisamente mi pareja me dijo que entráramos en esta calle pues según ella parecía que habían restaurantes japoneses, pero nos metimos en medio de una calle donde apenas éramos 6 o 7 turistas y a cada lado de la calle se encontraban sentadas mirándonos más de un centenar de girls, menos mal que iba con mi pareja porque a unos chavales que les hicieron algo de caso, los rodearon más de treinta chicas y los abdujeron al interior del local, a saber cuanto les costó cada consumición.

Patpong – Silom Soi

Ciertamente en esta calle hay algunos restaurantes japoneses, pero visto el ambiente, decidimos probar suerte en otra zona para cenar.

También nos encontramos con alguna sala dedicada al  «ping pong», pero sinceramente, éramos tan pocos turistas que daba impresión pasar en mitad de tantas salas.

En este barrio también se encuentra el Mercado de Patpong donde podréis comprar una amplia variedad de artículos, sobretodo falsificaciones de ropa.

Es curiosa esta ciudad que en menos de cien metros pasas del lujo desmesurado a zonas sórdidas que nos sorprenden a más de uno.

Somboon Seafood

Al final encontramos un restaurante marisquería llamado   Somboon Seafood que tiene una calidad y atención excelente, a un precio muy correcto, pero no barato, nos gustó tanto que repetimos varios días. Está situado en la calle, Thanon Surawong, 7 – 12 (Surawong Road).

Foto capturada de Google

Regresamos al hotel finalizando nuestra primera toma de contacto con Bangkok.

31 de Julio | Bangkok

Este día nos levantamos algo más tarde para compensar el madrugón del día anterior.

Estábamos dudando si visitar el mercado dominical llamado Chatuchak Weekend Market, que es de los más grandes de Tailandia o visitar unos templos que suelen quedar fuera de la ruta tradicional, al final decidimos visitar los templos.

La idea era empezar por el templo Wat Arun, situado en la otra orilla del río Chao Phraya, frente al Gran Palacio Imperial.

De camino a la estación del Skytrain

Para dirigirnos hacia el templo , cogimos el Skytrain en la parada de Yaek Sathorn-Narathiwas, que era la más cercana a nuestro hotel, hasta la parada Saphan Taksin, donde se encuentra el embarcadero de los ferris.

Iniciamos la navegación

Al llegar al embarcadero de Sathorn nos empezaron a atosigar los comerciales que nos querían vender una ruta turística por el río, lo difícil fue encontrar quien vendía los billetes de ferry normal,  cuando por fin lo encontramos, nos dijo la chica de taquilla que teníamos que tomar la línea naranja que salía en 10 minutos.

Cuando llevábamos casi media hora esperando, le pregunté otra vez a una de las que organizaba las filas, a ver que pasaba con el barco naranja y me dijo que aún faltaba más de media hora para que llegara, así que con mi mal inglés conseguí que nos cambiaran el billete por el barco azul o blue flag que vale 20 baths y llegaba antes, no entiendo porque en la de taquilla nos dijeron 10 minutos cuando realmente era una hora, pero es lo que hay.

Remontamos el río con el barco azul o mejor dicho el blue flag, que es como se distinguen, disfrutando de las hermosas vistas que ofrecen las orillas de río y del aire que nos refrescaba nuestros sudorosos cuerpos, hay que ver lo que se suda en Bangkok.

Templo Wat Arun

El barco nos dejó en el embarcadero situado justo frente al Templo Wat Arun, conocido como Templo del amanecer, fue construido por el rey Taksin en 1768, para la religión budista, destaca su torre de 80 metros de altura de estilo Khmer, para su decoración se usaron conchas marinas y trozos de porcelana utilizadas como lastre en los barcos que llegaban a Bangkok provenientes de China.

Templo Wat Arun

Una vez superamos la puerta de acceso, previo pago de la entrada (200 bath), nos sorprendió pues es muchísimo más bonito de cerca que visto de lejos, con un elaborado trabajo con cristales y cerámicas de colores incrustados en sus estupas.

A ambos lados de la enorme estupa pudimos visitar varios templos donde los monjes bendecían a sus fieles. Creo debía ser alguna celebración budista especial, ya que estaba todo decorado con banderas, habían varias cámaras de tv grabando a un monje dando un discurso sentado junto a un trono preparado para el monarca.

El horario es de 9 a las 16.30 h. Aquí os dejo el enlace a la pagina web : https://www.watarun1.com/en

Al terminar la visita, cruzamos el río con el ferry por 5 bats, aquí ya no hubo problemas de comunicación, es un trayecto bastante corto que nos dejó en el embarcadero del Mercado Tha Tian dedicado exclusivamente al pescado seco, que está situado frente al Gran Palacio Imperial.

Ferry

Mercado Tha Tian

Hicimos un pequeño recorrido por el interior del mercado, por lo que pudimos ver, estaba dedicado principalmente al pescado seco en todas sus variedades.

Las visitas tanto del Gran Palacio Imperial como el templo Wat Pho (Templo del Buda Reclinado) las dejaríamos para el día siguiente con la ruta que teníamos contratada, así que nos dirigimos hacia el templo Wat Suthat .

Exterior del templo Wat Pho

Wat Suthat | Templo del Columpio Gigante

Para este  día nuestro siguiente objetivo era el templo del columpio gigante, llamado Wat Suthat, un impresionante y precioso templo, quizás el mejor de Bangkok, fue construido en 1807 por orden del rey Rama I, siendo ampliado por el rey Rama II y completando la construcción del templo el rey Rama III en 1848.

Wat Suthat | Templo del Columpio Gigante

Su seña de identidad es el Columpio Gigante que está instalado frente a este templo budista, se trata de un inmenso columpio rojo de  25 metros de altura, usado en algunas celebraciones de la religión brahmánica, nos comentaron que antes te podías columpiar en él pero tuvieron que dejarlo fijo debido a la masificación turística que se generaba.

Durante toda la visita estuvieron rezando los monjes, dándonos más ambientación si cabe, en su elaborado interior pudimos ver el enorme buda Phra Sri Sakyamuni, junto con más de un centenar de budas en las galerías laterales, como he comentado es uno de los templos que más nos gustó.

The Printing House Poshtel Bangkok

Había llegado la hora del almuerzo, en un principio pensamos comer unas sepias a la plancha en un puesto callejero, pero al leer el letrero ponía  que eran huevos de sepia ¿?, así que descartamos esa opción.

Acabamos comiendo en un restaurante cercano llamado The Printing House, donde comimos excelentemente, un lugar muy recomendable, por lo que vimos también era hotel. Está en la calle 140 Dinso Road Saochingcha Pranakorn.

Monumento a la Democracia

Pasamos frente al Monumento a la Democracia, situado en el centro de una gran rotonda, fue construido en 1939 en conmemoración de la Revolución de 1932 cuando se estableció la monarquía constitucional.

Monumento a la Democracia

Royal Pavilion Mahajetsadabadin

Este pabellón Real fue construido en 1989 como lugar de residencia de su majestad para recibir a los visitantes reales. Nos lo encontramos cuando estábamos recorriendo la avenida Ratchadamnoen Road , en la parte posterior hay una estatua de bronce del rey Rama III, estando todo rodeado de bellos jardines florales.

Royal Pavilion Mahajetsadabadin

Wat RatchanatdaramLoha Prasat 

Siguiente visita, el templo Wat Ratchanatdaram, es un templo al lado de un klong, la característica destacada de este templo es su edificio principal o Loha Prasat, de 36 metros de altura, construido al estilo del antiguos Loha Prasat de la India, está considerado el único en perfecto estado del mundo. Fue construido en el año 1846 por orden del rey Nangklao, llamado Rama III, para su nieta la princesa Somanass Waddhanawathy.

Wat RatchanatdaramLoha Prasat

Al entrar debes ir subiendo unas escaleras de caracol en varios niveles, cada uno tiene su función, hasta llegar al nivel superior considerado el Nirvana, en este punto hay una pequeña escalera que nos llevo a una terraza desde donde pudimos disfrutar de unas bonitas vistas de la ciudad. En la parte central hay un pequeño templo con las reliquias de Buda.

El tejado del Loha Prasat esta coronado por 37 agujas doradas, de ahí que le llamen el Castillo de Metal, al fijarnos parece un tejado de estilo birmano, pero realmente es una copia de un antiguo templo budista de Sri Lanka.

Klong

Paseamos un poco por el klong junto al templo para ver un poco el ambiente de la zona, con sus casas de madera, comercios y la vida de los lugareños.

Templo Wat Saket – La Montaña Dorada

El último templo que visitamos este día fue el de la Montaña Dorada, un templo en la cumbre de una colina artificial que está montado como una atracción, con campanas que hay que hacer sonar, figuras de animales, pequeñas cascadas de las que sale humo, en fin un estilo de parque temático.

Templo Wat Saket – La Montaña Dorada

Fue construido inicialmente por orden del rey Rama IV y terminado por el Rey Rama V a finales del siglo XIX sobre las ruinas de un Chedi que se derrumbó previamente en la misma zona.

El templo en si es más sencillo que los anteriores, con la ventaja de que una vez has subido sus 300 escalones, pudimos disfrutar de unas bonitas vistas de 360 grados a la ciudad, cuando llegamos a la terraza superior nos encontramos con varias cámaras grabando a un grupo de chicos al estilo de los grupos coreanos de moda que no sabemos quiénes eran, pero debían ser famosos porque parecía que la chicas que los veían se emocionaban. En la parte más alta hay un Gran Chedi Dorado el cual contiene en su interior unas reliquias de Buda traídas de Sri Lanka.

Vistas desde el Templo Wat Saket

Khaosan Road

Al descender del templo de la montaña nos dirigimos a la calle de los bares y la marcha llamada Khaosan Road, mientras estábamos paseando por la calle empezó a lloviznar así que nos refugiamos en una sala de masaje para relajarnos un poco, fuimos a la Khaosan Spa, que aunque parezca pequeña por fuera, en la parte de dentro tienen más salas, es un lugar recomendable, pues hacen bien los masajes, es limpia y a un precio bastante económico.

Khaosan Road

En esta zona podéis encontrar los hoteles y hostales más baratos de la ciudad, con el único inconveniente de que durante la noche la zona es bastante ruidosa, nuestro hijo se alojó hace unos años atrás en un hotel de esta zona y nos comentó que era bastante difícil dormir a causa del ruido de los bares y discotecas.

Al salir del masaje recorrimos la calle ida y vuelta, en esta época postpandemia todavía había poco ambiente en los bares, pero para nosotros estaba estupendo sin tanta masificación como habíamos leído solía haber en esta zona.

Empezó a empeorar otra vez un poco el tiempo con unos nubarrones amenazantes, pero de momento no llovía, así que pensamos ir a algún mercado nocturno, pero aquí se nos complicó algo el transporte.

Fuimos hasta la parada del ferri, pero nos despistamos un poco al no mirar los horarios de los ferries y resultó que terminaban a las 18h. y ya eran las 19h.

Así que decidimos volver en metro, podíamos haber cogido un taxi pero por la pereza de negociar etc, caminamos un buen rato hasta la parada de metro de Sanam Chai, que nos llevaría hasta la estación de Silom MRT Station, en el Parque Lumpuni y de allí al hotel es un paseo.

De camino al hotel cenamos en el restaurante marisquería Somboon Seafood donde habíamos cenado también el día anterior.

1 de agosto | Bangkok Tour

Para esta mañana teníamos contratada la visita de medio día de la ciudad, donde visitaríamos  los templos del Buda Reclinado (Wat Po), el Buda de Oro (Wat Trimit) y el gran Palacio Real con el templo del Buda de Esmeralda. 

Enlace por si queréis contratarlo : Tour por el Bangkok imprescindible

Después del desayuno, nos recogieron a las ocho de la mañana con un minibús,  uniéndonos a un grupo de 6 personas más que hacían la misma visita.

Recepción del Hotel

Al ser un lunes, había un intenso tráfico del cual apenas nos movíamos, pero con paciencia llegamos por fin a la primera de las visitas, el templo del buda de oro.

Wat Trimit – Templo del Buda de Oro

El templo fue construido en 1955, en el que lo más destacado como su nombre indica, es que en su interior alberga un buda de oro macizo, el cual nos contaron había estado recubierto de yeso o estuco para que los birmanos no lo sustrajeran en sus constantes invasiones de Ayutthaya.

Wat Trimit – Templo del Buda de Oro

Según nos explicaron, estaban realizando unas obras en las orillas del río Chao Phraya, cuando descubrieron una estatua de Buda realizada en estuco, como no era demasiado importante por la baja calidad de sus materiales, fue llevada a este templo en el barrio Chino donde la dejaron durante 20 años a la intemperie, pasado este tiempo, decidieron hacer un edificio nuevo donde depositar la estatua, pero durante el transporte uno de los cables de sujeción se rompió cayendo la estatua al suelo sobre el fango, quedando allí durante unos días, pues había coincidido con unas intensas lluvias de los monzones, cual fue su sorpresa cuando fueron a volver a elevarla, que el sencillo estuco se había resquebrajado y en su interior descubrieron que el yeso estaba recubriendo ¡un buda de oro macizo !.

buda de oro macizo

En el interior del templo no dejaban grabar en video pero si se pueden hacer todas las fotos que quieras, cosa que no entiendo demasiado, pues hoy en día cualquier móvil graba vídeo en 4k perfectamente.

El Buda fue esculpido en el siglo XIII en 9 piezas unidas entre si para facilitar el transporte en aquellos tiempos.

Una vez finalizamos la visita, aprovechamos para cambiar unos cuantos euros en la oficina de cambio situada junto el acceso principal del templo, pues nos habían comentado que era la que mejor cambio tenían, si en Malasia apenas gastamos, aquí en Tailandia el dinero se va como el agua.

El Gran Palacio y el Templo del Buda Esmeralda

Nos trasladamos en el minibús hasta el Gran Palacio Real, donde una vez pasados los protocolos de seguridad de la entrada, recorrimos la zona de los templos, junto al complejo de edificios, que fueron desde el siglo XVIII la residencia oficial del rey de Tailandia hasta mediados del siglo XX.

El Gran Palacio

Wat Phra Kaew

Dentro del complejo, el templo de mayor importancia es el que alberga en su interior el buda esmeralda, donde por cierto no permiten hacer fotografías ni video, solo tengo algunas imágenes tomadas desde el exterior, es considerado uno de los templos budistas más importante del país, no os esperéis una gran estatua como en otros templos, pues el Buda de Esmeralda, esculpido en jade, apenas mide 45 centímetros. info : https://www.royalgrandpalace.th/en/home

Cuando continuamos con la visita nos atrapó una lluvia monzónica, pero a diferencia de otras veces que en media hora se detiene, en esta ocasión no paraba de llover, por lo que no tuvimos más remedio que paraguas en mano y descalzos, pues estaba todo inundado, cruzar para poder llegar al templo que nos faltaba por visitar.

Por desgracia no paró la lluvia en el resto de la visita, justo este día, me había dejado los chubasqueros en el hotel porque son de plástico muy grueso y pesan bastante, pero como se suele decir, es la ley de Murphy, falta dejarte algo para justo necesitarlo ese día.

Wat Pho ( Templo del Buda Reclinado)

Vimos la parte que nos faltaba  del exterior del palacio como pudimos y nos fuimos hacia el templo del buda reclinado. En ese momento la lluvia fue moderándose dejándonos realizar la visita con más comodidad. 

Wat Pho ( Templo del Buda Reclinado)

Ya había visto fotografías de este Buda, pero en vivo y en directo es mucho más impresionante, tiene una longitud de 46 metros y una altura de 15 metros.

El templo de Wat Pho, fue construido en el siglo XVII, siendo un monasterio real de primer grado, el más importante durante el reinado del rey Rama I de la dinastía Chakri, también pudimos visitar, la que es considerada, mayor colección de Budas del país.

Está abierto de 8 de la mañana a las 18:30 de la tarde. Aquí os dejo la web con la info : https://www.watpho.com/th/home

Dimos por finalizadas las visitas de la mañana trasladándonos a la zona del hotel, pero preferimos quedarnos en la zona comercial cercana ya que  hay más variedad de restaurantes que en el hotel, comimos en uno que resultó eran bastante lentos así que no lo recomiendo.

La guía nos ofreció, por si nos podía interesar,  una cena en un barco de los que van navegando por el río Chao Phraya, de esta manera ver otra perspectiva de la ciudad de noche, decidimos apuntarnos, aunque es una actividad bastante turística, no dejamos de ser turistas y creímos  podía ser interesante. El precio con los traslados fue de 2000 baht. Si lo contratáis directamente y vais a la terminal por vuestra cuenta el precio es de 1.200 baht.

Aquí os dejo el enlace : https://www.chaophrayaprincess.com/

Una vez de vuelta al hotel, Mai nos informó de que teníamos una lavandería justo al lado del hotel, detrás de una gasolinera de la Shell, cómo llevábamos nueve días de viaje desde Malasia, nos iba de perlas poder lavar algunas prendas.

El precio por kilo es de 45 baht más impuestos, los calcetines por alguna razón los cuentan a  parte, o sea 1,5 kg de ropa más unos cuantos calcetines 135 baht.

Crucero por el Río Chao Phraya

Para la salida de la cena crucero nos recogieron a las 17:45, al ser hora punta, el trayecto que en teoría debía ser de 15 minutos hasta el Centro comercial IconSiam, que es desde donde salen los cruceros, fue de más de una hora.

Centro comercial IconSiam

Como llegamos con tiempo, Mai nos enseñó las zonas más interesantes del centro comercial que ha ganado múltiples premios al diseño.

Centro comercial IconSiam

La verdad es que por dentro es espectacular, han hecho en la planta baja una zona como el mercado flotante combinada con otra de mercado nocturno de comida, el resto de plantas es de las típicas marcas de lujo.

Dispone de una inmensa terraza con unas preciosas vistas al río con el skyline de fondo del distrito financiero .

Vistas al Río Chao Phraya

Durante la espera en el embarcadero, estuvimos viendo el espectáculo de la fuente luminosa, que sin ser como la de Montjuic en Barcelona, está bastante bien, mientras tanto llegó nuestro crucero.

La entrada del crucero fue muy vistosa, con música en directo y todos los camareros en formación junto un saxofonista que animaba al público.

Una vez a bordo del barco nos explicaron las normas de uso del bufé y las de seguridad.

La navegación que realizó el crucero fue saliendo del IconSiam río arriba hasta llegar al Puente de Rama VIII pasando frente al Gran Palacio y después dio la vuelta a favor de la corriente del río hasta llegar al Mercado Asiático y de regreso al IconSiam.

Fueron dos horas de navegación que pasaron rápidamente donde disfrutamos de unas bucólicas vistas y de una cena tipo bufet mediocre. Aunque ya se que es muy turístico, recomiendo hacer el crucero, pues fue muy agradable y las vistas desde el río de la ciudad de noche son estupendas.

Regresamos al hotel para organizarnos la mochila y a descansar, que al día siguiente  teníamos la visita a los mercados y nos pasarían a recoger a las 6:45h vaya sueño .

2 de Agosto | Mercado del Tren y Mercado Flotante

Otro madrugón  para no perder la costumbre, menos mal que en el hotel abren el restaurante para el desayuno a las seis que si no nos quedamos en ayunas.

Aquí os dejo el enlace por si queréis contratar la Excursión al mercado sobre la vía y al mercado flotante

Puntualmente nos pasaron a buscar con un autobús para dirigirnos hacia el mercado en el paso del ferrocarril, el objetivo es llegar antes de las 8:30 a Mae Klong que es cuando pasa el tren por mitad del mercado. En las excursiones en autobús tened la precaución de coger una chaqueta, pues suelen poner el aire acondicionado a temperaturas polares.

Mercado del Tren de Mae Klong

Aparcamos en un gran parking frente a un templo, que está a apenas 2 minutos andando del paso a nivel junto a la estación de Maeklong. Como íbamos con tiempo de sobra , pudimos recorrer las paradas frente a la vía antes de la llegada del tren, donde se puede comprar casi de todo, carne, verduras, especias, pescados vivos, es toda una atracción a pesar de la gran cantidad de turistas que nos congregamos en aquel momento junto a las vías del tren.

En un cierto momento vimos que los tenderos empezaron a recoger los toldos y metiendo hacia dentro los mostradores, muchos llevan ruedas, para dejar paso libre al tren que va pitando mientras se acerca lentamente.

Tras el paso del tren, se afanan a volver a montarlo todo como si nada, da la sensación que si tardan un segundo más de la cuenta van a perder alguna venta. Fue toda una experiencia, similar a la de Vietnam, pero en esta ocasión llegamos a tiempo, además hay muchas más tiendas.

Nos explicaron que el mercado ya estaba allí antes de que se construyera la vía del tren, cuando construyeron la vía, expropiaron a los paradistas, pero una vez terminada la instalación de la vía, regresaron cada uno a su parada, continuando con el negocio que tenían. Así han continuado en el transcurrir de los años y nadie los ha hecho marchar.

Coconut Sugar Farm

De camino hacia el mercado flotante, hicimos una breve parada en una granja de fabricación de azúcar de coco, donde vimos como elaboraban todo lo que podáis imaginar del coco, azúcar, caramelos, cucharas, aceite, bálsamos, etc., también pudimos visitar una parte de la vivienda de los propietarios.

Coconut Sugar Farm

El Mercado Flotante de Damnoen Saduak 

Al llegar al embarcadero en Damnoen Saduak, nos subimos en una motora de cola larga, son esas barcas alargadas con un motor de coche conectadas a una barra con la hélice al final.

Vamos al Mercado Flotante de Damnoen Saduak

Nos hicieron un recorrido por los canales hasta llegar al canal comercial, donde nos estaban esperando varias canoas con productos varios para vender, en alguna de las barcas elaboran sopa, en otras helados, frituras, etc. cada una tiene adaptada su canoa para su estilo de negocio, es realmente curioso.

Fue interesante ver la inventiva de estos comerciantes como adaptan , ollas y parrillas en estas pequeñas canoas y la habilidad que tienen para moverse de una barca a otra para vender su producto.

Descendimos de la canoa en una zona donde habían muchísimas más tiendas, recorriendo todas las paradas en busca de algún recuerdo interesante, yo me compré una camiseta y compramos algunos regalos para los amigos. También degustamos unos helados de coco deliciosos.

Es una visita realmente interesante, aunque me había imaginado que la zona de barcas comerciales sería más grande la verdad, pero la complementa la zona de tiendas en tierra.

El Mercado Flotante de Damnoen Saduak

Me dio la impresión de que todo estaba funcionando a medio gas, supongo que tras la pandemia faltaba todavía mucho turismo, pero la ventaja para nosotros fue que éramos pocos los turistas que lo estábamos visitando evitándonos agobios.

Regresamos a Bangkok, aunque tardamos un buen rato en llegar a nuestro destino, debido a las retenciones de vehículos que encontramos a la entrada de la ciudad, supongo que debía ser la hora que salían de las oficinas los trabajadores.

Chinatown

Le  pedimos a Mai si nos podían dejar cerca del barrio chino, dejándonos junto con otra pareja de viajeros en las inmediaciones del hotel Mandarín Oriental.

Free tour por Chinatown

Decidimos para iniciar la visita de Chinatown buscar la rotonda con la fotogénica gran puerta  china de color rojo. 

Chinatown

Como había  llegado la hora del almuerzo, buscamos algún restaurante que nos pareciera de nuestro agrado, ya sé que la comida callejera está muy bien, pero nos apetecía subir un poco el nivel de exigencia culinaria.

Elegimos el restaurante CHYNA by Tommy Tang, situado en la calle Hua Lamphong, 574, donde comimos estupendamente y os lo puedo recomendar si estáis por Chinatown en Bangkok.

Con los ánimos renovados, emprendimos la visita de este singular barrio, os puedo asegurar de que su visita no os dejará indiferentes,  sus oscuros callejones bajo enormes trenzas de cables del tendido eléctrico, lúgubres almacenes y una infinidad de abarrotados negocios, nos dejaron alucinados.

Mangkon Kalamawat

Visitamos durante la ruta un par de templos el Mangkon Kalamawat,  también conocido como Leng Noei Yi, es el templo budista chino más grande de Bangkok, donde se celebra cada año el festival anual chino vegetariano, fue fundado en 1871 por Phra Archan, su nombre significa Templo de Loto de Dragón.

Visitamos otro templo cercano de una asociación cultural china, pero no me apunté su nombre solo os puedo poner la fotografías.

Mercado de las Flores de Pak Khlong Talat

Nos habían comentado que el mercado de las flores, se encontraba cerca de barrio chino, así que fuimos en su busca ayudados por el google maps, con la mala fortuna que cuando estábamos cerca cayó un fuerte chaparrón, pero esta vez íbamos preparados con todo el equipamiento, paraguas, chubasquero e incluso las Crocs.  Por si queréis visitarlo encontrareis una de sus entradas por la calle Chakkraphet Rd. cerca de la esquina con la calle Ban Mo.

Mercado de las Flores de Pak Khlong Talat

Una vez aflojó la lluvia pudimos llegar a la puerta de acceso del mercado, donde nos recibió una explosión de color y de olores, recorrimos los principales pasillos disfrutando de las imágenes tan coloridas que íbamos viendo, en el exterior casi todas las tiendas estaban dedicadas al tema floral, si os gustan las flores no os lo perdáis. 

He leído que el significado de Pak Khlong Talat, es mercado en la boca del canal, supongo por su cercanía a los canales que desembocan en el río Chao Phraya, también nos comentaron que es el mercado de este estilo más grande de Tailandia.

Primer viaje en Tuk Tuk

Para regresar al hotel decidimos probar uno de los transportes que nos faltaban, el tuk tuk , primero nos propusieron ir los cuatro en un solo tuk tuk, pero cuando quisimos entrar era prácticamente imposible, así que negociamos el precio de dos tuk tuks, empezaron por 400 bahts cada uno y acabamos en 250 bahts.

El trayecto fue entretenido, la única pega es que al llegar a la zona con más tráfico tragamos bastante humo de los escapes.

Estuvimos dudando que hacer las últimas horas de la tarde, la primera  opción era ir al parque Lumpini, que solo habíamos estado en la zona más cercana a la parada de metro, pero como el tiempo estaba bastante nublado y el atardecer cercano pensamos no era el momento propicio.

La otra opción era visitar la calle Soicowboy, donde en una corta calle muy iluminada se concentran más de 40 bares, la mayoría de gogos y el “ping pong”, pero si bien la foto de las luces es fotogénica, tampoco pensábamos entrar a ningún local.

Torre  King Power Mahanakhon

La última opción, que fue la elegida, era subir a la Torre  King Power Mahanakhon, un rascacielos de reciente construcción que tiene un skybar en la planta 78 , compramos la entrada en la planta baja, el precio fue de 750 baht por persona con consumición incluida.

Torre  King Power Mahanakhon

Fue diseñado por el arquitecto alemán Ole Scheeren, con una forma muy curiosa formando una torre cuadrada con una espiral de superficies cuboidales, dispone de 79 pisos y una altura de 314 metros, fue inaugurado en 2016.

Aquí os dejo el enlace para comprar la entradas : Entrada al Mahanakhon SkyWalk

Info : https://kingpowermahanakhon.co.th/

Durante la subida en el ascensor empieza el espectáculo, todas las paredes y el techo del ascensor son paneles led que muestran un vídeo mientras va subiendo. Lo podéis ver en el vídeo bajo estas líneas :

Subida a la Torre King Power Mahanakhon

Una vez llegamos arriba nos encontramos con un primer mirador acristalado, desde donde sale otro ascensor circular para subir a las últimas plantas, en esta terraza es donde hay las mesas para tomar los cocteles y el vertiginoso suelo de cristal.

Primero mi pareja hizo su paseo sobre el suelo de cristal, pero yo como tengo vértigo no lo tenia del todo claro.

Subimos a la ultima planta por unas gradas al estilo de las que se encuentran en Times Square de Nueva York, que nos llevaron hasta el techo máximo del rascacielos, las vistas como podéis comprobar en las fotografías son espectaculares.

Bajamos otra vez a la terraza donde están las mesas para tomarnos un cóctel , una vez nos lo terminamos,  me decidí a caminar por el suelo de cristal, es impresionante, apenas me atrevía a mirar hacia abajo no fuera que diera un mareo.

Para cenar repetimos el restaurante donde cenamos los días anteriores, el Somboon Seafood, esta vez comimos un plato de pato y otro de ternera, acompañado en mi caso por una cerveza Singhha de 630 mls.

Dimos por finalizadas las visitas de la maravillosa ciudad de Bangkok que tanto nos ha gustado, regresando al hotel para preparar las maletas.

3 de agosto | Kanchanaburi (Río Kwai)

La de madrugones que nos estamos pegando durante este viaje, esta mañana salimos hacia el rio Kwai, recogiéndonos a las 6:45h.  nuestra nueva guía llamada Susana y el conductor llamado Pasti, con una minivan que nos llevaría hacia Kanchanaburi.

Kanchanaburi

El trayecto fue de un par de horas, durante las cuales Susana nos fue explicando datos del viaje y de su vida personal , una mujer muy alegre y optimista.

Kanchanaburi

Museo JEATH

Al llegar a Kanchanaburi iniciamos la ruta visitando en primer lugar el Museo JEATH, donde hay una breve exposición de la historia del campo de trabajos forzados durante la invasión japonesa , con fotografías y dibujos de la época, en otra sala habían el armamento utilizado durante la contienda y en otra sala una maqueta a escala del puente.

Si vais a viajar a esta zona sería interesante ver antes la película rodada en 1957 llamada El Puente sobre el rio Kwai o leer el libro homónimo.

En la exposición detallan el porque los japoneses quisieron construir un tren para comunicar Bangkok, con Yangón en Birmania, en dicha construcción fallecieron cerca de 16.000 prisioneros aliados, junto con 90.000 prisioneros asiáticos dadas las pésimas condiciones de trabajo con el añadido de las enfermedades tropicales.

Kanchanaburi War Cemetery

Nos detuvimos en el cementerio de los caídos en la guerra llamado Kanchanaburi War Cemetery, donde recorrimos su amplia esplanada de césped repleta de tumbas a los caídos, cada una con sus placas encima de cada tumba donde pone los nombres del fallecido  con la edad que tenían cuando murieron, es un lugar realmente triste la verdad, casi todos tenían entre los 22 y los 28 años de edad.

El Puente sobre el Río Kwai

Llegamos con bastante antelación al famoso puente sobre el río Kwai, lo que nos permitió pasearlo de un extremo al otro, haciendo varias fotografías y vídeo de él mientras esperábamos la llegada del tren.

Puente sobre el Río Kwai

Aunque el puente de acero que hay actualmente, no es el que originalmente construyeron los prisioneros durante la segunda guerra mundial, tuvo que ser reconstruido en los años 50, con el añadido de que el río que lo atraviesa no se llama Kwai sino Mae Khlung, resultó que el escritor del libro, como nunca visitó el lugar, erró en el nombre del río,  pero como el gobierno de Tailandia vio que llegaban grandes cantidades de turistas buscando el Puente sobre el Río Kwai de la película, decidieron en 1960 cambiar el nombre del tramo inicial del río Mae Klong por el de río Khwae Yai que significa Gran Tributario, de esta manera contentaban a los turistas que tantas divisas traían.

Junto al puente se encuentra la estación para tomar el tren llamada River Kwai Bridge, el cual hace un recorrido de unos cincuenta kilómetros en dirección a Birmania o Myanmar, pero no llega hasta la frontera, en la actualidad se queda en Nam Tok, salen tres trenes al día y el precio del billete es de 350 Baht.

Una vez llegó el tren, subimos sentándonos en nuestros asientos reservados, en el lado izquierdo que es donde nos aconsejaron que se ve un poco mejor el rio, teniendo en cuenta el poco turismo que había, se ve que estábamos todos allí pues el tren iba al completo.

La duración del trayecto fue de un poco más de una hora, atravesando campos de caña de azúcar, arrozales y tapioca. Bajándonos en una parada que el tren realiza justo antes de llegar a la estación de Thamkra Sae.

Tham Krasae Railway Bridge

De esta manera, una vez ha pasado el tren, se puede caminar por las vías del Tham Krasae Railway Bridge, que es lo que hicimos nosotros, fuimos andando sobre una estrecha plataforma que han instalado entre las vías para no caerte, eso si, abstenerse de hacerlo si tenéis mucho vértigo porque mientras vas cruzando se ve el fondo a una altura considerable.

Tham Krasae Railway Bridge

Cuando casi está finalizando el puente nos encontramos con una cueva que se adentra en la roca, llamada Krasae Cave, donde han instalado un templo con un Buda. En esta cueva era donde descansaban los prisioneros de guerra, ocultándose del sol abrasador puesto que se encuentra justo al lado del Ferrocarril de la Muerte que construían.

Al llegar a Thamkra Sae, nos encontramos con una gran concentración de tiendas turísticas, algunas de ellas todavía cerradas tras la pandemia.

Comimos en el restaurante Praweenut Restaurant, un menú bufet bastante bueno.

Cascadas Nam Tok Sai Yok

Tras la comida, para refrescarnos un poco nos dirigimos a las cascadas Nam Tok Sai Yok, donde nos remojamos los pies mientras subíamos por la escalera que nos llevó bajo la cascada, también te puedes bañar pero no nos apeteció.

Las cascadas se encuentran en el Parque Nacional de Sai Yok, bastante cerca de la estación de tren, no es que sean muy grandes pero tienen su encanto. En la entrada hay expuesta una locomotora a vapor .

River Kwai Resotel

Nos dirigimos hacia el que sería nuestro aposento en la zona del río Kwai, para llegar al hotel, a nosotros y a nuestra guía, nos llevaron a un embarcadero donde tomamos una canoa a motor que nos llevó hasta el embarcadero del hotel en apenas quince minutos, en cambio nuestro chofer junto con las maletas, tuvo que recorrer una revirada carretera que tardó más de media hora en llegar, además al llegar en barca hace que la entrada al resort sea más espectacular.

El resto de la tarde lo pasamos en el complejo River Kwai Resotel, situado en mitad de la selva, con unas instalaciones que destilan mucho encanto, las habitaciones o mejor dicho las cabañas están muy bien equipadas como podéis ver en las fotografías, hay varias pequeñas cascadas que cruzan el complejo y muchísima vegetación por todos lados.

Una vez instalados, paseamos por el bucólico bosque del complejo repleto de palmeras y de una gran variedad de enormes plantas, que no paran de crecer gracias a que, sobretodo por estas fechas, cada tarde llueve,  el complejo tiene varias piscinas, actividades acuáticas, etc., pero nosotros nos dedicamos a descansar o esa era la primera intención.

Pero como cuando estamos viajando, tanto mi pareja como yo somos muy inquietos y no sabemos estarnos parados en un resort, miramos en google a ver si se podía hacer alguna visita por los alrededores.

Tham Lawa Cave

Encontramos una cueva que estaba bastante cerca, se llama Tham Lawa Cave, la teníamos a solo 10 minutos andando desde nuestra cabaña, así que nos pusimos en marcha.

Una vez llegamos a los pies de la escalera que sube a la cueva, había un letrero que ponía que teníamos que pagar 300 baht y que cerraban a las 16:30 horas,   ya eran la 18h, de pronto vimos que se nos acercaba un hombre vestido de camuflaje, nos dijo que ya estaba cerrado , que volviéramos al día siguiente y de lo demás que dijo no entendimos nada, nosotros le dijimos que  al día siguiente marchábamos temprano por lo que queríamos visitarla ahora.

Entre que nosotros tenemos un inglés muy básico y él también, no había manera de entenderse, al final se dio por vencido y nos trajo unas linternas de cabeza y nos cobró los 600 bahts de los dos, avisándonos de que había muchos murciélagos y que el suelo resbalaba bastante.

Subimos los 145 escalones que nos dieron acceso a la abertura de la cueva, al entrar, nos recibieron centenares de murciélagos colgados del techo, con uno que por lo menos hacia  dos palmos de ancho, nos  iba haciendo vuelos rasantes cerca de nuestras cabezas, lo que provocó más de un grito de mi pareja.

En estas cuevas se cree que vivieron los Lawa hace 3000 años atrás, de ahí su nombre, fue descubierta en 1950 por un granjero y cazador llamado Phin Dokkhem persiguiendo un puercoespín herido que se oculto en la cueva.

Nos pensábamos que era una cueva pequeña, pero todo lo contrario, es bastante larga e interesante, la única pega es que había poca luz, teníamos que iluminar las estalactitas con nuestras linternas de cabeza.

En algún tramo tuvimos  que ir agachados para poder seguir el camino marcado,  sinceramente nos daba un poco de yuyu al ir los dos solos por una cueva tan grande y poco iluminada, pero fue una experiencia interesante  y divertida.

Una vez salimos, devolvimos las linternas de cabeza al vigilante, regresando al lodge donde cenamos en su único restaurante, bueno tampoco había otra opción . El precio de la cena fue de 30€ entre los dos.

4 de agosto | Kanchanaburi / Ayuthaya / Phitsanuloke / Sukothai

Salimos a las 6:45 después de desayunar, bajando hasta el muelle  para tomar la canoa a motor que nos llevó hasta el aparcamiento de las furgonetas y autobuses.

Allí nos estaba esperando Pasti, nuestro conductor, subimos a su minivan poniéndonos inmediatamente en marcha para dirigirnos hacia Ayutthaya, fueron unas dos horas de trayecto aproximadamente amenizadas con los comentarios de Susana.

Ayutthaya

Hicimos un par de paradas por el camino, una para comprar caña de azúcar con arroz y leche de coco, la cual la introducen dentro de la caña y se cuece en horno, es similar al arroz con leche, que no es un postre que me guste demasiado. La otra parada fue meramente para estirar las piernas.

Enlace a : Excursión a Ayutthaya

Llegamos sobre las 11h. a Ayutthaya, la que fuera capital del reino de Siam durante los siglos XIV al XVIII, situada a orillas de los ríos Pasak y Chao Phraya, a unos 82 Kilómetros de Bangkok. A mediados del siglo XVIII fue arrasada por los Birmanos, pudiendo ver actualmente sus ruinas en el Parque Histórico de Ayutthaya, unas de las más importantes de Tailandia, las cuales fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991.

Wat Mongkol Bopit

Iniciamos las visitas por los templos de Wat Mongkol Bopit , donde pudimos ver su inmenso Buda escupido en 1538 en bronce llamado Phra Mongkhon Bophit, con 17 metros de altura y recubierto de pan de oro en 1992 por la Fundación Mongkhon Bophit

Wat Mongkol Bopit

Wat Phra Si Sanphet

Recorrimos a pleno sol la zona de ruinas empezando por el Wat Pha Srisanphet, que estaba situado en la zona de los jardines del antiguo Palacio Real, siendo utilizado solamente para celebrar las ceremonias reales, además de contener unas reliquias de Buda, nos comentaron que suponen que en sus tres chedis fueron construidas para guardar los restos de los tres reyes de la época, también nos explicaron que antes de la invasión Birmana todos estos templos estaban recubiertos de pan de oro, pero como suele suceder en todas las invasiones fueron totalmente saqueados.

Wat Phra Si Sanphet

Templo Wat Maha That

Nos desplazamos unos cientos de metros para visitar el Templo Wat Maha That, también conocido con el nombre del Monasterio de la Gran Reliquia, durante el reinado de Ayutthaya este templo tenia estatus real siendo considerado el más sagrado, donde lo que más nos atrae a los turistas es una cabeza de buda atrapada entre las raíces de un árbol, el resto de las ruinas son de gran interés.

Templo Wat Maha That

Wat Chai Watt Hanaram

Destaca de este templo construido a en el siglo XVII, su alta torre central de 35 metros, construida en estilo khmer acompañada de cuatro pequeñas pagodas.

Wat Yai Chai Mongkhon

Este templo fue fundado por monjes de Ceylan en al año 1357 todavía en funcionamiento hoy en día, se le conoce turísticamente hablando por el Buda reclinado de 7 metros de largo.

El horario de visita de los templos es de 8 a 18 horas y la entrada tiene un precio de 50 baht por templo o la combinada de 6 templos por 220 baht.

Chaba Coffee

Paramos para almorzar en el idílico Chaba Coffee, un restaurante con unos cuidados jardines rodeados de canales de agua, si estáis por la zona no os lo perdáis.

Phitsanulok

Phitsanulok fue fundada hacia el año 1400, siendo considerada una de las ciudades más antiguas de Tailandia en la actualidad, como está a mitad de camino de las rutas entre las regiones del norte y centro del país ha tenido gran importancia, Phitsanulok fue capital de Tailandia durante 25 años durante el reinado del rey  Boromma Trailokanat y también es centro de gran importancia de peregrinación budista.

Salimos en dirección hacia Phitsanulok , a unas cuatro horas en coche, donde teníamos que visitar  el templo Wat Phra Si Rattana Mahathat con el famoso buda Chinaraj, o Woramahawihan, pero cerraban a las 16h. y nosotros llegamos a las 19h por lo que solo pudimos ver el exterior del templo, en compensación pudimos entrar en el templo de un monje santo que está justo al lado.

Templo Wat Phra Sri Rattana Mahathat

Es el principal templo que suelen visitar los peregrinos en la ciudad, construido en el siglo XV para albergar la estatua de Phra Phuttha Chinnarat, siendo una de las estatuas más bellas de Tailandia, de la que no puedo opinar pues como he comentado no pudimos verla. En la parte trasera del templo hay unas ruinas con dos Budas de pie.

Wat Chulamani

Finalizamos las visitas de Phitsanulok, en las ruinas del templo Wat Chulamani, el más antiguo de Phitsanulok, construido en el siglo XIII.

Sukothai

Llegamos al anochecer a Sukothai. donde teníamos reservado el hotel Legendha Sukhothai Historical Park Resort , un bucólico hotel con hermosos jardines y amplia piscina, lástima que apenas podemos aprovechar los servicios de estos magníficos hoteles.

Descansamos un poco y nos fuimos a cenar, como no teníamos mucha hambre nos comimos un par de triquinis en una mesa situada junto al canal, tenían una botellita dentro de un cesta que nos pensamos era gel hidroalcohólico, nos lo pusimos en las manos para desinfectarlas, pero al cabo de un rato, cuando lo leímos más detenidamente resultó ser crema anti mosquitos, algo lógico al estar el restaurante rodeado de canales de agua, donde siempre hay algún mosquito buscando alimento.

5 de Agosto | Sukothai / Phayao / Chiang Rai

Cada vez estábamos mas lejos de Bangkok, Sukhothai está a 430  kilómetros  de Bangkok, fue fundado en el siglo XIII por el reino del mismo nombre, una vez se independizó del Imperio Jemer, el Reino de Sukhothai apenas duró un siglo, siendo invadidos por el Reino de Ayutthaya, cayendo poco a poco en declive hasta su abandono en el siglo XVI.

Wat Chang Lom

Iniciamos la visitas tras el desayuno, con un templo que estaba justo detrás del hotel, llamado Wat Chang Lom, constaba de un solo Chedi rodeado de elefantes de piedra, esta práctica de rodear la base de un Chedi con estatuas de elefantes era originaria de Sri Lanka .

Wat Chang Lom

Wat Chang Lom fue construido en el siglo XIV, tiene un total de 32 figuras, representando únicamente los cuartos delanteros del elefante, aunque algunas de ellas están en bastante mal estado todavía se pueden distinguir las trompas y las orejas.

Parque Histórico de Sukhothai

Hicimos el check out y con la minivan nos llevaron al Parque Histórico de Sukhothai, un inmenso recinto ajardinado muy cuidado, donde se ubica el centro arqueológico, en el cual hicimos un largo recorrido a pie de todos los templos, hay la opción de hacer la ruta en bicicleta, consta de 21 sitios históricos y cuatro grandes estanques dentro de las antiguas murallas de la ciudad, según mi opinión son realmente impresionantes.

Parque Histórico de Sukhothai

Por suerte estábamos prácticamente solos, apenas habían un par de pequeños grupos de turistas, el horario es de 6:30 a 19:30 horas y la entrada tiene un precio de 100 bahts

Wat Mahathat

Tras una breve introducción de Susana donde nos explicó un resumen de la historia de esta antigua ciudad, nos dirigimos hacia el primer templo Wat Mahathat, uno de los más importantes del recinto, fue construido a finales del siglo XIII como templo principal de la capital del reino, durante la visita nos impresionaron las inmensas estatuas de Buda y su gran Chedi central, rodeado de otros más pequeños.

Wat Mahathat

Wat Si Sawai

Wat Si Sawai, es un templo de estilo camboyano, dándonos un deja vú de algunos templos cercanos a Angkor Wat, no es muy grande pero tiene su encanto. Para realizar la visita decidimos esperar a que terminara otro grupo de turistas para poder disfrutarlo en soledad.

Wat Si Sawai

Wat Traphang Ngoen

Destaca su pedestal cuadrado bajo la estatua del Buda de pie construida en estuco, el resto de la edificación está en bastante mal estado, conservándose solamente algunas columnas.

Wat Sa Si

Para acceder a este templo tuvimos que cruzar un largo puente de madera rojo, que es bastante fotogénico, pues se encuentra como en mitad de una isla en el centro del parque.

Wat Sa Si

Finalizada la visita, salimos hacia el norte,  en dirección hacia nuestro siguiente destino, Chiang Rai, un trayecto que nos llevaría más de cinco horas.

Wat Chongkham Phra Aram Luang

Nos detuvimos a visitar los impresionantes templos de Wat Chongkham Phra Aram Luang, son de reciente construcción pero nos sorprendió su tamaño, como ya sabéis que soy fan de la ciencia ficción, el exterior de este templo todavía sin pintar me recordó bastante a la películas estilo Predator o Alien.

Wat Chongkham Phra Aram Luang

Para la construcción del impresionante templo de Phra Maha Chedi Bodhgaya se han inspirado en los preciosos templos de sur de la india, donde se puede adora al Bodh Gaya Chedi.

Casi al lado de este templo había otro de inspiración birmana con sus techos dorados, pero estaba cerrado, así que solo pudimos visitar su exterior.

Lago de Kwan Phayao

Ibamos un poco tarde para comer, por lo que llegamos al lago de Kwan Phayao casi a las cuatro de la tarde,  inmediatamente buscamos algún lugar donde comer algo, finalmente almorzamos en un restaurante local donde nos sirvieron pescado del lago y pollo de granja, estuvo bastante bien, tras las comida hicimos un breve paseo por la orilla del lago.

Lago de Kwan Phayao

El Lago de Kwan Phayao es el lago de agua dulce más grande de la región norte y el cuarto más grande de Tailandia, siendo un destino turístico de fin de semana para los tailandeses.

Nos quedaba por delante una hora y media de trayecto para llegar a Chiang Rai.

Chiang Rai

Templo AzulWat Rong Suea Ten

Antes de dirigirnos al hotel, visitamos el Templo Azul o Wat Rong Suea Ten, también de reciente construcción, como podéis ver en las fotografías, está pintado completamente de color azul profundo,  resultando muy vistoso, rozando el parque temático pues incluso de la fuente luminosa sale humo de su interior y todo.

Templo AzulWat Rong Suea Ten

Su construcción se inició en 2005, pero no fue inaugurado hasta 2016,  destaca la nave principal llamada también Ubosot, que se encuentra decorada con pinturas de tonos azules protagonizado todo ello por un Buda de color blanco de 6 metros de altura, en la parte trasera del templo hay otro Buda blanco erguido.

Estuvimos hasta que anocheció así pudimos contemplar la extravagante iluminación del templo, me sorprenden estos templos que están construidos para el culto de sus feligreses pero a la vez tienen ese punto de Disneyworld.

Mercado Nocturno o Night Bazar

Una vez hicimos el check in en el fantástico hotel The Riverie by Katathani Chiang Rai, fuimos al Mercado Nocturno, pero como había llovido, con el añadido del poco turismo que había en esta época postpandemia, habían la mitad de las tiendas cerradas, paseamos un poco por los alrededores y regresamos al hotel en tuk tuk, por 120 bats.

Enlace a : Tour por Chiang Rai

6 de agosto | Chiang Rai y alrededores 

Wat Phra Singha

Como nos levantamos temprano, fuimos a un templo que teníamos bastante cerca del hotel, llamado Wat Phra Singha, considerado uno de los templos más antiguos e importantes de la ciudad, de paso queríamos intentar de ver a los monjes hacer la colecta matinal de las ofrendas, por suerte justo los pillamos cuando regresaban al templo.

Wat Phra Singha

El templo solo lo vimos por fuera pues no abrían hasta las ocho, así que regresamos al hotel para desayunar.

Ante todo quiero destacar el excelente bufet libre del desayuno de este hotel, el mejor de todo el viaje.

Mae Sai City

Salimos hacia la población de Mae Sai, que hace frontera con Birmania o Myanmar, para disfrutar de las vistas y visitar la zona fronteriza, aunque actualmente está cerrada con el país vecino, no se si estaba cerrada a causa de la pandemia o por los problemas políticos que sufre el país, una inmensa desgracia para todos los comerciantes locales al haber desaparecido el turismo casi por completo, cuando estuvimos nosotros apenas éramos dos parejas paseando por la calle repleta de tiendas.

Frontera de Tailandia con Myanmar

Justo en el linde fronterizo, hay un letrero donde dice que estas en el punto más al Norte de Tailandia.

Wat Phra That Doi Wao

Subimos a la colina cercana donde visitamos el templo  Wat Phra That Doi Wao , el templo del escorpión, nos explicaron que el escorpión es para controlar a los birmanos, desde este punto es donde hay las mejores vistas panorámicas del paisaje circundante.

Vista Panorámica

Volvimos a descender con la minivan para pasear un poco por la población fronteriza de Mae Sai City, fuimos justo hasta la entrada a la frontera con Myanmar.

De regreso hacia donde habían aparcado la minivan, nos compramos una marioneta birmana en una de las múltiples tiendas, que estaban pendientes de nosotros, a veces al ser tan pocos turistas se hacía algo incómodo, pues estaban todos demasiado pendientes a ver si entrabamos o no en su tienda.

Triángulo de Oro

Continuamos con el coche hacia  el Triángulo de Oro, que es donde se unen Tailandia, Laos y Myanmar, separados solo por el caudaloso Río Mekong, nos explicaron que le llamaban el triángulo de oro por ser donde se traficaba con opio creándose grandes fortunas con el tráfico de drogas.

Es curioso ver las diferentes evoluciones de las orillas de cada país, por ejemplo en Laos se han adueñado del terreno los chinos construyendo inmensos casinos, Myanmar es la que parece más rural y Tailandia se queda en un termino medio de zona turística con rural.

Triángulo de Oro

Aunque no pertenece al triangulo de oro también es interesante comentar que la frontera con China se encuentra a unos cientos de kilómetros rio Mekong arriba.

Templo Phrathat Doi Pu Khao

Primer subimos con el coche al mirador junto al antiguo Templo Phrathat Doi Pu Khao, desde donde tuvimos una excelente perspectiva de los tres países atravesados por los ríos Mekong y el Ruak, es un lugar ideal para contemplar las vistas.

Para descender lo hicimos andando, primero visitamos el templo anteriormente mencionado, que se le conoce también por el nombre de templo del antiguo Buddha de Chiang Saen,  construido por un rey de Wiang Hirannakhon Ngoen Yang a mediados del siglo VIII y después fuimos descendiendo por la escalera de piedra flanqueada por dos serpientes con varias cabezas de dragón.

Casa-Museo del Opio

Bajamos por la deslizantes escaleras hasta  la Casa-Museo del Opio, un museo muy bien diseñado, mucho mejor que el del río Kwai que nos pareció algo flojo, en él se detalla la historia del tráfico de drogas, mejor dicho de opio, que invadió el norte de Tailandia.

Casa-Museo del Opio

Este museo fue fundado el 1990 por Patcharee Srimatyakul, reuniendo una gran cantidad de objetos y herramientas para el cultivo y el consumo del opio, el museo contiene una gran colección de pipas para fumar opio algunas de ellas con unos trabajos artísticos muy elaborados.

Acompaña la exposición, una maqueta con sus explicaciones de las Guerras del Opio, donde cuentan que los comerciantes franceses, ingleses y norteamericanos obligaban  a los chinos a traficar con el opio  con la oposición del Gobierno Chino desencadenando las guerras.

Vencieron los ingleses adueñándose de Hong Kong, posteriormente fue Francia la que tuvo su propia guerra del opio ganándola también, de estas guerras surgieron varios tratados muy desfavorables para China, perdiendo Hong Kong y Macao.

Golden Triangle Park

Tras la visita del museo bajamos a la orilla del río Mekong, para recorrer el parque instalado junto al inmenso Golden Triangle Buddha, llamado Phra Chiang Saen Si Phaendin, como podéis ver en las fotos es muy fotogénico cuando está brillando bajo el sol.

Si disponéis de más tiempo, que no fue nuestro caso, podéis alquilar una canoa en Sop Ruak para navegar por el río y así tener otra perspectiva del triangulo de oro.

Union of Hill Tribe Villages and Long Neck Karen

Nos propusieron Susana y Pasti de llevarnos a visitar la unión de poblados de las montañas , donde como dice su nombre, conviven varias de las tribus de las montañas junto con las mujeres jirafa de Birmania, así podríamos tener una pequeña idea de como son sus poblados y sus costumbres. Acordamos un precio de 1000 bats que incluía la entrada, gasolina y sus servicios.

Se trata de una zona que ha sido cedida por el gobierno Tailandés, para que puedan convivir cinco de las tribus de las montañas en un lugar más seguro, con asistencia médica y que subsisten gracias a la venta de sus trabajos artesanales a los turistas, nos estuvieron explicando que algunas de la tribus provenientes de Birmania están siendo exterminadas en su país y han tenido que emigrar a Tailandia para poder sobrevivir.

A estas tribus al ser refugiados, no se les reconoce como ciudadanos birmanos, ni tampoco tailandeses por lo que no tienen documentos oficiales lo que dificulta que puedan trabajar e integrarse en el país.

El conjunto de poblados, están bastante bien mantenidos, menos algún edificio común que a causa de la pandemia y la falta de turistas no han podido mantenerlo, aún este año son pocos los turistas que hemos ido a visitarlos, nos pedían  que animáramos a más gente para que los visitara, pues el turismo es una parte muy importante de su sustento.

Los poblados que pudimos visitar son :

El Pueblo de Akha, que suelen levantan sus aldeas en lo alto de las montañas, expertos en el cultivo de arroz de montaña, frijol, té, maíz y café,  los tailandeses lo suelen llamar Eegaw, actualmente hay unos 65.000 Akha en Tailandia.

Los Lu Mien o el pueblo de Yao, se los considera originarios de etnia mongol la misma etnia que los chinos tibetanos, se han encontrado referencias de estos en documentos antiguos de la dinastía Tang como «Mo Yao», que significa «bajo la autoridad de nadie», se cree que vivían cerca del lago Dongting del río Yangtze, negándose a ser oprimidos por los gobernantes, así que se mudaron al bosque profundo en lo alto de la montaña estableciéndose allí y conservado su propia autonomía.

El Pueblo de Lahu, que en su idioma significa «humano», sus antepasados ​​​​vivían en la meseta tibetana, disfrutando de autonomía política, hasta que Thai Yai y los chinos ocuparon el área, lo que produjo su migración.

La Aldea Kayaw, originarios de Myanmar, pero a causa de las guerras emigraron a Tailandia. Los Kayaw respetan tanto a los árboles como a los demonios, en sus orígenes creían en los espíritus de los árboles, pero las nuevas generaciones se han convertido a budistas, cristianos, etc.

La Longneck Karen Village, es una de las más conocidas internacionalmente hablando, gracias a los cuellos de sus mujeres que se los van deformando con las anillas doradas que tantas veces hemos visto en las fotografías, ellos se hacen llamar Padaung, originalmente procedían de la provincia de Yunnan, en el centro de China, emigrando en el año 1000 dC, a la cuenca del río Salween en Myanmar, llegando a vivir en los años 90 unos 25.000 en Myanmar, tras algunos incidentes políticos contra las minorías en Myanmar, los padaung tuvieron que huir de Myanmar dispersándose por los países vecinos.

Recorrimos todos los poblados, realizando decenas de fotografías, viendo sus artesanías, costuras y comprando varias de sus productos para apoyar en lo posible a los poblados.

La entrada a los poblados se encuentra en esta dirección : 262 Moo 6 Ban Pao Nanglae, Chiang Rai, Teléfonos: +6653 705 337 y +6681 993 3827, e-mail : unionhilltribe@hotmail.com, os animamos que los visteis, pues ellos dependen casi totalmente del turismo para sobrevivir.

Almorzamos un poco tarde en un restaurante cercano al Templo Blanco, un bufet libre con abundante fruta de postre.

Templo Blanco o Wat Rong Khung

Estaba amenazado lluvia, por lo que sin más dilación emprendimos la ruta hacia el Templo Blanco o Wat Rong Khung, una obra espectacular, pero como en el  Templo Azul rozan el parque temático, en este caso aun más, en las paredes dentro del templo, donde no dejan hacer fotografías ni video, pudimos encontrar dibujos de Star Wars, Picachu, Matrix, es divertido buscarlos por sus paredes.

Templo Blanco o Wat Rong Khung

Hay que reconocer que este templo, a pesar de ser relativamente moderno, es realmente impactante. Su construcción se inició en el año 1996 según el diseño de Chalermchai Kositpipat, se puede decir sin ninguna duda de que es único en el mundo, a pesar de que habíamos leído que su visita estaba muy masificada, en nuestro caso no encontramos demasiada gente.