Qué ver en Verona

Un día en la ciudad de Julieta

La visita a Verona formaba parte de nuestra ruta de dos semanas por el Norte de Italia (aquí os dejo el enlace por si queréis ver la ruta al completo), pensamos sería una buena idea finalizar la ruta con una visita a las ciudades de Venecia y Verona.

Salimos con el coche desde Venecia dirección Verona, a pesar de un pequeño lio que se hizo el Google Maps que nos llevó un rato en dirección contraria, por lo que nos tuvimos que detener y usar el Waze que nos llevó en la dirección correcta.

Os animo a Suscribiros a mi Canal de YouTube

Llegamos a Verona a ultima hora de la tarde, lo que aprovechamos para hacer una primera toma de contacto de la ciudad recorriendo las zonas peatonales y monumentos iluminados.

Para cenar elegimos a través de la aplicación The Fork , el restaurante Bue Nero, en la Piazzetta Navona, 8, donde comimos excelentemente, unos originales platos muy bien presentados y elaborados, es un restaurante que os recomiendo si visitáis Verona.

Algunos datos sobre Verona

La encantadora ciudad de Verona, fue construida sobre los vestigios de un asentamiento romano del año 89 a.C., en la época medieval por los señores de Scaligeri entre los años 1260 al 1387, el ondulante río Adigio cruza la ciudad dotándola de más encanto si cabe.

Pero la razón principal de ser mundialmente conocida, es por que en ella se inspira la obra de William Shakespeare «Romeo y Julieta», describiéndose una residencia con un pequeño balcón con vistas a un pequeño patio donde el enamorado Romeo conversaba con Julieta que se asomaba desde el balcón. En la actualidad podernos visitar una casa del siglo XV que se la conoce como la «Casa de Julieta», en la que según la leyenda se inspiró el famoso escritor.

Balcón de Julieta

Otro de los monumentos famosos es la Arena de Verona, un espectacular anfiteatro romano del siglo I, en el que actualmente se representan importantes conciertos y óperas.

Su centro histórico a sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, gracias a su abundante patrimonio monumental y artístico.

Cómo llegar a Verona

Para llegar a Verona desde Barcelona lo más práctico y rápido es ir en avión, desde Barcelona hay vuelos directos con la compañía Volotea, pudiéndose encontrar vuelos en temporada baja desde 28€, en el aeropuerto de Verona hay que coger el autobús número 199 que os llevará al centro por 6€. Otra opción es volar a Venecia, se pueden encontrar algunas ofertas bastante económicas en  Vueling , y desde allí desplazarse a Verona en Tren, está opción la veo interesante si la intención es visitar la dos ciudades.

En nuestro caso, si habéis leído mis anteriores entradas de la Ruta por el Norte de Italia, viajábamos con nuestro propio coche, que si bien es un trayecto bastante largo, unas 11 horas, es una opción interesante si vais a estar un par de semanas visitando el Norte .

Cómo moverse por Verona

La zona visitable de la ciudad es relativamente pequeña y mayormente peatonal, por lo que es mejor dejar el coche en el aparcamiento del hotel y visitarla andando, hay que ir con cuidado con el coche pues la mayoría de las calles céntricas son de circulación restringida con cámaras de video para multar a los que entran sin autorización.

Donde alojarse en Verona

Verona dispone de más de 1130 alojamientos según la app de Booking , por lo que no tendréis problema en encontrar el que más os encaje usando las aplicaciones habituales, en nuestro caso nos alojamos en el Hotel Accadenia que está ubicado en un edificio histórico del 1700. Os dejo el enlace :

Verona : Hotel Accademia, la Scala, 12 (1 noche), un excelente hotel, muy céntrico, con desayuno incluido, dispone de aparcamiento cerca del hotel (aparcamiento 21€ la noche)

Visita a VERONA

Destinamos toda la mañana en conocer la ciudad de Julieta, que a pesar de ser un personaje de ficción se utiliza para promocionar la visita de la teórica Casa de Julieta. Como abrían la casa a las 9:30 y todavía faltaba más de una hora, iniciamos el recorrido por la Iglesia de San Fermo.

Iglesia de San Fermo Maggiore

Descendiendo por la Via Leoni, llegamos al Ponte delle Navi que cruza el río Adige, en el lado derecho se encuentra la Iglesia de San Fermo, una peculiar iglesia dividida en dos niveles, la parte inferior se construyó entre los años 1065 y 1143 para la conservación de las reliquias de San Fermo y San Rústico, torturados en el siglo IV en la inmediaciones .

Iglesia de San Fermo Maggiore

La parte superior fue construida por los Benedictinos es una sola nave en la típica forma de cruz latina, finalizada en cinco ábsides de estilo románico, utilizada como zona de culto para los servicios religiosos, añadiéndosele el campanario en el siglo XIII.

Porta Leoni

De camino hacia la Casa de Julieta, pasamos frente a la Porta Leoni o Puerta de los Leones, son unos vestigios arqueológicos de una de las puertas de las murallas romanas, fue construida en el siglo I a.C..

Puerta de los Leones
Casa de Julieta

Al llegar a la entrada de la casa, considerado el monumento más visitado de Verona, ya se empezaba a acumular una larga fila de turistas deseosos de visitarla y asomarse en su preciado balcón. Hay que ver lo que tiene que hacer uno para hacerse una foto con la escultura de Julieta.

La teórica Casa de Julieta

La casa se encuentra en la Via Cappello, 23. Es un palacio señorial del siglo XII, reconvertido en museo, se accede a su interior por una pasaje,
que antes del covid-19 estaba repleto de cartas de amor escritas por los turistas, pero actualmente han sido retiradas, no se si pasada la pandemia las volverán a colgar.

Tras la larga cola, por fin llegamos a las taquillas donde adquirimos las entradas , realizando la visita de la casa y haciéndonos las correspondientes fotos junto a la estatua de bronce de Julieta.

Sinceramente en mi opinión es una visita curiosa, pero con más simbolismo que lo que realmente ofrece, el palacio tiene su interés, pero esta bastante vacio, sin apenas mobiliario, a parte claro de la cama de Julieta.

Una buena forma de conocer la historia de Julieta y de toda la ciudad es reservar un free tour

La Piazza delle Erbe

Ascendiendo por la Via Cappello, llegamos a esta encantadora plaza, donde se encontraba el foro romano en sus tiempos. En la actualidad es la plaza donde se concentra la sociedad veronesa, con mercados diarios de frutas y verduras, rodeada de bares y restaurantes con agradables terrazas que invitan a sentarse para tomarte un Aperol spritz.

Al entrar a la plaza destaca la Torre Lamberti , anexada al Palacio de la Razón, con 84 metros de altura construida combinando el mármol y el ladrillo, en la que se puede acceder a su mirador a través de una escalera o en ascensor, dependiendo de las ganas de cada uno, donde se obtienen unas fantásticas vistas del casco antiguo de la ciudad.

Un poco más adelante nos encontramos con el monumento más antiguo de la estatua de la Madonna de Verona, la cual fue elaborada en el año 380, posteriormente en el año 1368 se le añadió la fuente a su alrededor.

Si damos la vuelta a toda la plaza veremos que se encuentra rodeada de edificios emblemáticos, como el Palacio Maffei de estilo barroco edificado en siglo XVII con su balaustrada adornada con estatuas de Hércules, Júpiter, Venus, Mercurio, Apolo y Minerva.

La Torre del Gardello, de la cual no se sabe la autoría, en 1363 la restauraron elevándola a su altura actual, añadiéndole en 1370 una campana, que para dar las horas.

Las Casas Mazzanti , del siglo XIV, donde nos deslumbraron sus frescos en su fachadas, según he leído,  Matteo Mazzanti encargó a Alberto Cavalli de Mantua, realizar dichos frescos, los cuales han sido restaurados recientemente.

El Leone marciano o Colonna di San Marco, fue erigido en 1524, coronado por el «León de San Marcos», símbolo de la República de Venecia, como símbolo de la victoria tras la ocupación por parte de Maximiliano de Habsburgo.

Es muy recomendable visitar la plaza con detenimiento pues dispone de rincones y edificios encantadores.

La Piazza dei Signori

Al salir de la Plaza delle Erbe, seguimos la Via della Costa pasando bajo el Arco de la Costa, del cual dicen cuelga un hueso del diablo, aunque realmente es un hueso de ballena, llevándonos la calle directamente a la Piazza dei Signori, esta plaza, rodeada también de majestuosos edificios, fue el centro político durante la época de la familia Scaligeri en la edad media.

Piazza dei Signori

En el centro de la plaza pudimos observar la estatua en honor a Dante Alighieri, que fue veronés durante varios años.

Alrededor de la plaza se encuentran encuentran la Loggia del Consiglio, el Palazzo del Podestà o Palacio del Gobierno utilizado como residencia de los señores de la ciudad, también llamado Palacio de Cangrande, el Palazzo di Cansignorio, y la parte trasera del Palacio de la Razón, con su patio junto su imponente escalera de mármol rojo ideal para instagramers.

Las Arche Scaligere

A poco metros de la Plaza de los Señores, nos encontramos con estas curiosas y sorprendentes tumbas monumentales junto a la Iglesia de Santa María Antica, se trata de un cementerio privado de la familia Scaligeri, fueron construidas en el siglo XIV en estilo gótico.

Las Arche Scaligere
Chiesa di Santa Maria Antica

Saliendo de la plaza dei signori pasamos frente a la iglesia de Santa María de la Antigua, construida en estilo románico en el año 1185, sobre las ruinas de otra iglesia destruida por el terremoto de 1117. En la entrada se encuentra la tumba de Cangrande della Scala, que fuera señor de Verona entre los años 1308 y 1329.

La Iglesia de Santa Anastasia

Tomamos la calle Via San Pietro Martire, para dirigirnos hacia la Iglesia de Santa Anastasia, una de las más deslumbrantes de Verona. Una vez en la entrada adquirimos un abono que incluía las visitas a las cuatro iglesias principales de Verona por 6€, el Duomo, Santa Anastasia, San Fermo y San Zeno, con el consiguiente ahorro pues la entrada individual tiene un coste de 2,5€.

Iglesia de Santa Anastasia

La iglesia esta dedicada a la Virgen Anastasia, mártir del siglo IV, su construcción se inició en 1290 en estilo gótico italiano con el apoyo de la familia Della Scala, que gobernó Verona desde finales del siglo XIII hasta finales del XIV, siendo consagrada en el año 1471, realmente la fachada nunca se ha finalizado.

En su interior visitamos sus tres grandes naves sostenidas por doce imponentes pilares de mármol rojo, encontrándonos a la izquierda del crucero, la capilla Giusti, antiguo oratorio del monasterio dominico original.

Un detalle muy original son las dos pilas para el agua bendita, que se encuentran a la entrada, las pilas están soportadas por dos jorobados, uno con las manos sobre las rodillas y el otro con una mano sobre la cabeza. Tras investigar un poco he leído que son dos cariátides que sostienen las pilas, según la tradición los «jorobados» representan el esfuerzo que hace la población para pagar la construcción de la iglesia. ¡También dicen que si les tocas la joroba trae buena suerte!

Las obras de arte más representativas de la iglesia son el fresco de San Jorge y la Princesa, de Pisanello, el Monumento Funerario de Cortesía Serego, hombre de confianza de los Scaligeri y su estatua montado a caballo con armadura.

Ponte di Pietra

Seguimos recorriendo las callejuelas del casco antiguo en dirección al Puente de Piedra o Ponte di Pietra, construido en la época romana en sustitución de uno anterior de madera anterior.

Un encantador puente de unos 100 metros de largo, construido en el siglo I a.C. es el puente más antiguo de la ciudad, tuvo que ser reconstruido tras la Segunda Guerra Mundial debido a que el ejercito alemán destruyó todos los puentes.

Castillo de San Pietro

Una vez cruzamos el puente, no sin antes haber realizado varias fotografías de las vistas del río, nos dirigimos al Funicolare di Castel San Pietro, que nos subiría a la colina a los pies del castillo de San Pietro.

Vistas desde el Castillo de San Pietro

El funicular es automático, previa compra de los billetes que tienen un precio de «Andata e ritorno» 2,50 € y solo subida 1,50 €, nos montamos en él, durante la lenta subida se obtienen unas estupendas vistas de la ciudad. Una vez llegamos en la parte alta donde se encuentra el Castillo de San Pietro, pudimos hacer varias tomas de vídeo y fotografías de los tejados de la ciudad, como podéis apreciar sobre estas líneas. Aquí os dejo el enlace al funicular : https://www.funicolarediverona.it/ .

La Catedral de Santa María Matricolare

Una vez descendimos otra vez al centro del casco histórico, cruzando el Puente de Piedra, visitamos la Catedral de Verona o Catedral de Santa María Matricolare,  la cual fue construida en 1187 en estilo románico sobre las ruinas de dos iglesias paleocristianas, destruidas por un terremoto en 1117. Como suele ser habitual en estas construcciones tan antiguas, sufrió varias transformaciones durante su historia. Destaca su fachada oeste de mármol rosa y la  torre del campanario a medio terminar.

Catedral de Santa María Matricolare

Durante la visita de las tres naves de que consta la catedral, accedimos también al claustro de los Canónigos, la biblioteca capitular y el patio de Santa Elena,  construido en 1117 en estilo románico, de ahí que digan que la visita es de un un conjunto arquitectónico, no solo de la Catedral.

Baptisterio de San Giovanni in Fonte

Anexado a la Catedral visitamos este baptisterio construido en la primera mitad del siglo X, debiendo ser reconstruido tras el terremoto del año 1117, destaca la pila bautismal tallada en mármol rojo de Verona con forma octogonal del siglo XIII.

Porta Borsari

De camino hacia la Plaza de Bra, pasamos bajo la Porta Borsari, una puerta monumental integrada en la muralla romana, fue construida en el siglo I d.C., siendo la entrada principal durante la época imperial.

La Piazza Bra

Siguiendo la atiborrada calle comercial llamada Via Tre Marchetti, llegamos a la que consideran una de las plazas más grandes de Italia, la Piazza Bra, rodeada de varios edificios históricos junto a unos amplios jardines.

Algunos de los edificios monumentales alrededor de la plaza son el impresionante Palacio Barbieri sede de la comuna de Verona, el Portoni della Brà y el Palazzo della Gran Guardia construido en el siglo XVII,  usado actualmente como sala de exposiciones y congresos.

He dejado para el final en la descripción de los edificios alrededor de la plaza Bra, uno de los más emblemáticos de Verona, la Arena.

Arena de Verona

Al verla no podemos evitar compararla con el anfiteatro de Roma, he leído que es el tercer anfiteatro más grande de Europa después del de Roma y el de Campania, siendo uno de los anfiteatros mejor conservados de la antigua Roma, fue construida en el año 30 d.C..

Arena de Verona

Actualmente se usa para ofrecer conciertos de ópera y música en general, casualmente cuando estuvimos nosotros se estaban realizando varios conciertos nocturnos. Tiene una capacidad para 30.000 espectadores.

El Castelvecchio

Seguimos por la Via Roma que nos llevaría directamente al Castelvecchio, la antigua fortaleza militar construida por la familia Scaligeri, como símbolo del poderío de la familia Della Scala, siendo unos de los edificios medievales más espectaculares de la ciudad.

El castillo fue construido en estilo gótico a mediados del siglo XIV por Cangrande II della Scala en la orilla del río Adige, como punto defensivo de la ciudad, dispone de siete torreones de ladrillo rojo. Durante el siglo XX fue famoso por que en él se celebro el Juicio de Verona, que supuso la condena a muerte de Galeazzo Ciano y otros jerarcas fascistas.

En el interior del edificio se encuentra el Museo Cívico, renovado entre los años 1958 a 1964, bajo la dirección del arquitecto veneciano Carlo Scarpa, siendo el museo más importante de Verona, con una de las colecciones más importantes de arte italiano, con esculturas,  joyería medieval,  pinturas desde el 1300 hasta 1700, incluyendo obras de Rubens, Pisanello y Mantegna.

El horario del museo es de martes a domingo de 10 a 18h.

Saliendo del castillo, por la zona lateral llegamos al puente fortificado de Castelvecchio, llamado Ponte Scaligero, construido como vía de escape en caso de revueltas para la familia Scaligeri.

El Ponte Scaligero

El puente está adosado al castillo de Castelvecchio, pudiendo acceder a él a través de una pasaje lateral. Está construido, al igual que el castillo, en ladrillo rojo, con arcos ascendentes de forma asimétrica en descenso hacia la orilla exterior para facilitar una rápida fuga en caso de revueltas.

Basílica de San Zenón o San Lorenzo

Al salir del Castillo seguimos el curso del río por el paseo Rigaste San Zeno, para realizar una de nuestras últimas visitas incluidas en el abono, la Basílica de San Zenón, que compite en popularidad con la catedral de Verona, gracias a que en la historia de Romeo y Julieta, fue en su cripta donde se casaron en secreto, en contra de las opiniones de sus familias.

El edificio actual fue construido por el Obispo Raterius en el año 967 gracias a la ayuda financiera del Emperador Germánico Otón I, también conocido como Otón el Grande, sobre las ruinas de una iglesia del año 308, que se había construido para instalar la tumba de San Zenón, octavo obispo de Verona.

El edificio sufrió varios desperfectos durante el terremoto de 1117, siendo restaurado y ampliado en 1138, finalizando las obras en el año 1398.

Separado del edificio principal se construyó en 1045 un campanario con 72 metros de altura, en estilo románico.

Iniciamos la visita por los claustros de la abadía del siglo IX, pasando seguidamente al interior de la iglesia la cual dispone de tres niveles, la cripta del siglo X situada a media altura en el subsuelo con sus 49 columnas, que alberga el cuerpo de San Zenón en un sarcófago, impresiona ver la mascara en plata del santo.

La zona del templo se encuentra en la planta principal con la típica forma de la cruz latina y el presbiterio que se encuentra en el segundo nivel con acceso mediante dos escaleras laterales. en el altar mayor se encuentran los sarcófagos de los obispos veroneses Sant Lupicino, Lucilo y Crescenciano.

Si tuviera que elegir entre la Catedral de Verona y la Basílica de San Zenón quizás me decantaría por esta basílica, pues tiene un encanto muy especial.

Arco dei Gavi

De regreso al centro histórico pasamos frente al Arco dei Gavi , construido por la familia romana Gens Gavia, una familia noble de ascendencia plebeya nacidos en Verona. En este arco se iniciaba la calzada romana llamada Vía Postumia, el arco fue utilizado durante la Edad Media como puerta de acceso en las murallas de la ciudad.

Arco dei Gavi

Tours en Verona

Una vez finalizada la visita a la ciudad, eran casi las dos del mediodía, así que salimos con nuestro coche dirección Barcelona, parando a comer en una área de servicio, aunque la idea inicial era hacer noche por el camino, una vez me pongo al volante no se parar, si no hay que visitar nada más durante la ruta, por lo que nos plantamos en la provincia de Barcelona pasada la una de la madrugada.

Espero que os haya gustado el diario de la visita a Verona. Recuerda si te ha gustado el diario dale a “me gusta” y si te parecen interesantes nuestros diarios de viajes haz clic en “Seguir”, muchas gracias.

Si te estás planeando una visita a la ciudad de Verona y tienes cualquier pregunta no dudes en enviarme un mensaje e intentare solucionarte cualquier cuestión.

Enlaces para organizar tu viaje

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s