El Mirador de Sant Just | Walden 7 | Parc de Torreblanca

Cocina Mediterránea en un edificio singular – Puntuación 8,9

Parc de Torreblanca

En una soleada mañana dominical, decidimos visitar el Parc de Torreblanca, situado entre tres poblaciones del Baix Llobregat, Sant Feliu de Llobregat, Sant Just Desvern y Sant Joan Despí, con una extensión de 12 hectáreas.

Parc de Torreblanca

El nombre de la finca le fue dado por una torre de defensa que se encontraba dentro de los terrenos  propiedad de los Marqueses de Monistrol de Anoia, los cuales construyeron en el siglo XIX un palacio junto a unos elaborados jardines, lástima que durante  la Guerra Civil fue derribado el palacio.

Parc de Torreblanca

Durante el agradable paseo por los jardines pudimos observar unas grutas, actualmente cerradas, que llevan hasta pequeñas islas en el lago junto a unos preciosos saltos de agua.

Al descender las escaleras que salen del jardín romántico, nos llevaron hasta los campos de cultivo de rosas, que ahora en invierno estaban un poco tristes, supongo que en primavera debe ser realmente bonito admirar todos los rosales en flor.

El Mirador de Sant Just

Reservamos en este restaurante a través de la aplicación «The Fork», pues está a 15 minutos andando desde el Parc de Torreblanca, además ofrecían un descuento del 30%. El restaurante está situado en la chimenea de la antigua cementera “Sanson”, en la localidad de Sant Just Desvern, en los mismos terrenos donde se edificó el emblemático edificio Walden 7, que está unido al taller arquitectura de su diseñador Ricardo Bofill.

El Mirador de Sant Just

Walden 7

Este edificio fue un referente de la arquitectura brutalista de la época, diseñado originalmente por un grupo multidisciplinar del taller de arquitectura en 1970, sufriendo algunos problemas económicos durante su construcción que se inicio en 1973 a cargo de la empresa «Dragados».

A los pocos años surgieron varias deficiencias de construcción bastante graves, estando a punto de declararse el edificio en ruina, debiéndose reformar con un coste de 6 millones de euros , finalizándose la reforma en 1995.

Pero vayamos al atípico restaurante El Mirador de Sant Just, que es el que nos ocupa en esta entrada, el edificio principal, que nos recuerda la forma de un OVNI, está anclado a la que fue la chimenea de hormigón más alta de Europa, proyectada por el ingeniero Clifford Tomlinson en 1924 con 105 metros de altura.

El Mirador de Sant Just

Para entrar al restaurante se accede a través de los jardines que rodean la chimenea, donde nos encontramos con el ascensor, el cual nos llevó hasta la sala principal, una enorme plataforma de forma circular anclada a la chimenea con las paredes exteriores completamente acristaladas desde donde se pueden contemplar unas vistas 360 grados de los alrededores.

Nos atendieron amablemente, llevándonos a una mesa junto al cristal panorámico, dándonos dos opciones para comer, o carta con el 30% de la oferta o un par de menús, uno de tapeo por 32.95€ + iva o uno gastronómico que incluye 2 tapas + 2 entrantes + 1 pescado + 1 carne + 2 postres por 47.95€ + iva.

Vistas desde la mesa

En nuestro caso elegimos carta. De primeros : Corazones de Alcachofa del Prat rellenos de chipirones a la marinera con lomo ibérico y Ensalada tibia de confit de pato con frutas rojas.

Y de platos principales: Lomo de bacalao con trinchado de col, langostinos y crujiente de tocino y Rodaballo a la plancha con espárragos verdes a la vinagreta de tomate al pesto.

De postre : Milhojas de chocolate con crema catalana y frutos rojos, un postre algo difícil de comer, pues el chocolate es bastante grueso y cuando lo intentas partir se aplasta todo, pero a parte de este pequeño inconveniente es muy delicioso.

Milhojas de chocolate con crema catalana y frutos rojos.

La calidad de la comida en general fue muy correcta,  sabrosa y con buena presentación,  acompañado por la buena atención del personal y el disfrutar de las vistas.

En resumen, el restaurante El Mirador de Sant Just es un restaurante muy recomendable, principalmente por el edificio donde está ubicado, con unos platos correctamente elaborados y sabrosos.

Antes de salir del restaurante nos ofrecieron subir hasta el mirador que hay situado en el pináculo de la chimenea , a 105 metros de altura, lo que aceptamos con gusto.

Subimos mediante el ascensor con el techo de cristal, que nos llevó hasta la pequeña plataforma exterior, desde donde disfrutamos de unas excelentes vistas panorámicas.

Carta :  http://www.elmirador.cat/#menu-item-2247

Web : http://www.elmirador.cat/

Situación : 

Av. de la Industria, 12, 08960 Sant Just Desvern, Barcelona

Teléfono: 934990342

Horario :

De 13 a 15 horas y de 20 a 23:30 horas



2 comentarios en “El Mirador de Sant Just | Walden 7 | Parc de Torreblanca”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s